Leica no se rinde en eso de apelar a las nostalgia fotográfica. Y es que pocas veces la compañía pone una cámara en el mercado que no se convierta en el objeto más deseado por los amantes de la fotografía. Ahora no se trata de la próxima generación de cámaras, si no de una tecnología más que asentada con la que Leica quiere poner sobre la mesa su propuesta y su particular estilo de diseño industrial: la nueva Leica CL.

Sobre el papel la nueva Leica CL no es más que una cámara compacta de tipo APS-C, con un diseño similar a la también más o menos reciente TL2 de la compañía, pero con mejoras en el procesador y sensor de imagen y mejoras en el rendimiento general de la cámara. Lo interesante viene de parte del diseño de la misma: la Leica CL conserva un diseño muy tradicional, al estilo de las Leicas clásicas pero en un tamaño más reducido.

Además, esta Leica es de las más baratas de las disponibles en el portfolio de la compañía, al menos de los modelos más recientes que ha puesto en el mercado. Eso sí, la CL monta un visor electrónico integrado, por lo que en ese aspecto se pierde parte de la magia sobre los visores clásicos de la compañía, pero es de mayor calidad que la mayoría de visores del mercado, incluso dentro de la gama de cámaras de Leica.

La Leica LC es totalmente compatible con el sistema de monturas TL de Leica y con las lentes SL de la compañía, incluso ofrece adaptadores para lentes M y R. La cámara estará disponible en kit con un 18mm por $3,795 dólares, con una lente zoom 18-55 por $3,995 y una opción de solo cuerpo por $2,795.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.