Razer, empresa especializada en productos para videojuegos, ha presentado su primera apuesta en telefonía móvil dirigida a gamers: Razer Phone. Este smartphone de gama alta cuenta con 8 GB de RAM, un procesador Snapdragon 835, almacenamiento de 64 GB expandible hasta 2 TB mediante microSD, batería de 4.000 mAh y pantalla de 120 Hz, cuya tasa de refresco permitiría jugar a 120 fps.

El diseño hace justicia al refrán de que "lo que importa es el interior", pues es negro, tosco y rectangular con esquinas de 90 grados, sin más. No obstante, sólo pesa 200 gramos. El display Wide Color Gamut de 5.7 pulgadas y resolución Quad HD de 2.560 x 1.440 pixeles está enmarcado por gruesos biseles.

La empresa también ha hecho mucho énfasis en la calidad del audio, por lo que cuenta con dos altavoces estéreo frontales con tecnología Dolby Atmos. "Ideal para jugar y reproducir contenido multimedia", asegura Razer. Aunque no tiene puerto de auriculares.

Aunado a esto, Razer ha desarrollado la aplicación Game Booster, la cual sirve para crear perfiles de tus distintas apps. Con esto, podrás elegir la frecuencia del procesador y de refresco máxima del panel, entre otras opciones juego a juego.

Tampoco ha dejado de lado el apartado fotográfico. De hecho, se ha sumado a la moda de las cámaras duales con 12 Mpx, con apertura de f/1.7 y f/2.6 en sus lentes. La cámara frontal es de 8 Mpx y cuenta con sensores de proximidad y luminosidad.

El logo de Razer está en la parte trasera y es de color gris espejo, aunque habrá una versión especial en verde si preordenas. Finalmente, los gamers tendrán que desembolsar 700 dólares (602.296 EUR o 13.368.33 MX) para adquirir este teléfono inteligente.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.