Flickr/ Curt Johnson

El hermano de Harvey Weinstein, Bob, parecía igual de sorprendido que todos ante las acusaciones de acoso sexual por parte de varias mujeres contra el productor. "No hay forma de que yo sepa que ese era el tipo de depredador que era. ¿Y la forma en la que convenció a la gente para que hiciera cosas? Pensé que todas eran situaciones consensuadas", afirmó para Hollywood Repoter el pasado mes de octubre.

A pesar de sus afirmaciones, parece ser que el hermano de Harvey tuvo más en común con los escándalos de acoso de lo que parecía. Una nueva investigación publicada este martes 21 de noviembre en New Yorker ha puesto en el punto de mira a Bob no solamente por ser consciente de la situación, sino porque algunos de los acuerdos monetarios entre Harvey Weinstein y sus víctimas provienen de la cuenta bancaria de su hermano. El productor estadounidense pagó a varias mujeres para que no hablaran después de haberlas acosado sexualmente. Sus empleadas en Inglaterra, la ex asistenta Zelda Perkins y Ambra Battilana Gutierrez, fueron dos de ellas y Bob Weinstein pagó en los años 90 unas 250.000 libras, lo que actualmente equivaldría a 600.000 libras (unos 500.000 euros) para ganar el silencio de las dos víctimas.

Esta medida ayudó a que se ocultara el pago a los ejecutivos de la productora Miramax y su empresa matriz, Disney, así como a Georgina Chapman, mujer de Harvey Weinstein y que ha pedido el divorcio después de las acusaciones de más de 70 mujeres.

Sin embargo, Bob Weinstein sostiene que él no tenía conocimiento de cual era el destino real del dinero. "Con respecto a ese pago, solo sé lo que Harvey me contó, y básicamente lo que dijo fue que estaba engañando [a su esposa] con dos mujeres y que estaban pidiendo dinero", explicó para New Yorker, "y él no quería que su esposa lo descubriera, así que me preguntó si podía escribir un cheque, y así lo hice, pero no había nada que indicara ningún tipo de acoso sexual".

Su abogado, Bert Fields, confirmó que el hermano de Harvey solamente quería protegerlo de las consecuencias de la aventura amorosa, pero "de ninguna manera fue alentador o cómplice de cualquier otra cosa que hacer sobre el acoso sexual", informó Variety.

Bob Weinstein, quien hasta ahora quiso alejarse de los escándalos de acoso y agresión sexual de su hermano, también ha sido salpicado. Además de la polémica en torno al pago de las 600.000 libras esterlinas, Weinstein fue acusado por parte de la productora ejecutiva Amanda Segel, quien afirmó que le hizo varias proporciones románticas y le pidió que le acompañara en cenas privadas.

Esta acusación también fue negada por un representante de Bob Weinstein, quien destacó que los dos cenaron en Los Ángeles en 2016, pero que no se llegó a un comportamiento sexual inapropiado en ningún momento.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.