Los resultados trimestrales de las grandes compañías son buenos siempre para tomar el pulso de cómo les marchan las cosas más allá de las impresiones que pueda ofrecer el mercado. Apple ya ha anunciado los suyos para el que se corresponde con su cuarto y último trimestre fiscal del año, uno que ha sido especialmente dulce para la empresa a pesar de que su buque insignia, el iPhone X, no está presente en ellos.

Según los datos ofrecidos, Apple experimenta un incremento en los ingresos del 16% respecto al trimestre pasado y del 12 por ciento si se compara con el mismo periodo de 2016. Esto se traduce en un montante total de 52,570 millones de dólares de los cuales más de la mitad –$28,846 millones– se van para el apartado del iPhone. ¿Adivinan la siguiente categoría en el orden por volumen de ingresos? Exacto, Servicios. Hablaremos de ello más adelante.

En cuanto a las ventas totales de dispositivos por segmento, se observan algunos datos relevantes, especialmente en la categoría iPad.

  • iPhone: 46,677 millones de unidades.
  • iPad: 10,326 millones de unidades.
  • Mac: 5,386 millones de unidades.

Las ventas que más han aumentado, decía, son justo la de los iPad (11% de un año para otro), pese a que es un producto al que llevamos viendo arrastrarse en los resultados trimestrales de manera constante durante los últimos tiempo. ¿Volverán los días dorados? Quién sabe. Le siguen los Mac, con un aumento de ventas del 10% y unos iPhone que se quedan en un simple 3% que se explica con la expectación de la llegada de los nuevos modelos y, especialmente, el iPhone X, cuyas ventas veremos reflejadas en los siguientes resultados trimestrales.

Servicios, servicios y más servicios

La categoría Servicios, donde se incluyen Apple Music o Apple Pay, reporta unos ingresos de 8,501 millones de dólares, siendo la segunda por detrás de los iPhone y representando una parte de los ingresos cada vez mayor para Apple. Crece así un 34% de un año para otro y un 17% respecto al trimestre pasado. Aún así, sorpresa, no es la categoría que experimenta un mayor aumento de ingresos. Ese honor queda reservado para la categoría Otros productos (Apple Watch, Beats, Apple TV, iPod Touch y todas las fundas, correas y accesorios que comercializa la compañía), cuyo aumento respecto a 2016 es del 36% y del 16% si se compara con el tercer trimestre.

El incremento en Servicios es importante porque deja claro, una vez más, que Apple ha dejado de ser una compañía exclusivamente de hardware para serlo también de software, y probablemente irá a más en el futuro conforme la inversión en este apartado también se aumenta. Algo que ya se ha dicho más veces, pero que conviene seguir señalando, es que este crecimiento es especialmente rápido, llegando los ingresos en su mayoría de recientes propuestas como lo es Apple Music, cuyo número de suscriptores ha aumentado un 75% en tan solo un año.

Tim Cook expresa así su valoración sobre los resultados:

Nos satisface informar de un sólido cierre de un gran año fiscal 2017, con ventas récord en un cuarto trimestre fiscal, crecimiento en todas las categorías de producto con respecto al mismo período del año anterior, y nuestro mejor trimestre en Servicios hasta la fecha.

Así mismo, el CEO de Apple destaca en la llamada con inversores para analizar estos resultados que los iPhone 8 y 8 Plus han sido los teléfonos con mejor número de ventas el día de su lanzamiento, continuando así durante las semanas siguientes. Respecto al iPhone X, Cook afirma que el volumen de producción ha aumentado y que el objetivo prioritario es conseguir poner en la calle tantas unidades como sea posible a la mayor brevedad.

Apunta, por último, que nunca antes habían lanzado tres modelos de iPhone en la línea más alta de la gama al mismo tiempo, y que también es una experiencia nueva para ellos. Los próximos meses, junto con la campaña navideña, serán clave para determinar la estrategia a seguir en un futuro.