El terremoto del pasado 19 de septiembre de magnitud 7.1. causó estragos en el centro de México, especialmente en la capital mexicana, donde se calcula que más de 3.800 edificios han sufrido daños después del movimiento telúrico. El sismo nos dejó imágenes y vídeos impresionantes sobre las caídas de los inmuebles o las numerosas grietas en muchos de ellos. El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, afirmó días después del temblor que Protección Civil había revisado y dictaminado el estado de más de 2.000 inmuebles, que tienen afectaciones leves, moderadas o leves. Sin embargo, todavía quedan muchos edificios por inspeccionar y, en la que puede ser una larga espera, mucha gente ha tenido que volver a estos edificios que podrían haber sido gravemente afectados por el sismo.

La vida va volviendo cada vez más a la normalidad, y la mayoría de los capitalinos ha vuelto a sus trabajos. Muchos de ellos sufren todavía las consecuencias del sismo en sus oficinas, en las cuales pueden haber grietas. En este contexto, un grupo de brigadistas y estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Unidad Iztapalapa han creado La red de solidaridad con trabajadores en riesgo, con la que pretenden visibilidad la situación de estos trabajadores que temen volver a sus centros laborales. A través de un mapa interactivo el grupo de 50 personas integrado por sociólogos, politólogos, economistas o psicólogos identifica todos los inmuebles que han sido afectados y que todavía no han sido inspeccionamos por las autoridades.

La información para el mapa se basa en la plataforma de Facebook Trabajadorxs en Riesgo- México, la cual ha reunido miles de denuncias de trabajadores que se sienten en riesgo después de haber vuelto a la vida laboral después de cuatro días de luto general declarado por el Gobierno del país.

Según datos de la página de Facebook, de las 2.266 denuncias anónimas recibidas hasta el pasado mes de octubre, el 92.5% de los trabajadores fueron requeridos para volver a sus labores a pesar de los daños en los inmuebles y el 89.4% se siente inseguro de volver a trabajar después del terremoto del pasado 19 de septiembre. Entre los edificios afectados se encuentran dependencias del gobierno, tiendas departamentales, escuelas, call centers y empresas de servicio.

Para verificar las denuncias enviadas a la plataforma de la red social, los miembros de la iniciativa acuden en persona para comprobar los daños de los inmuebles que han sido reportados. Hasta la fecha, los voluntarios han visitado el 10% de los lugares que constan en las denuncias anónimas. En el mapa, estos edificios estarán marcados en amarillo, y las ubicaciones que han sido denunciadas pero no confirmadas, se marcarán en color morado.

«Tuvieron que volver a sus trabajos, pero no tienen la certeza de que las instalaciones han sido revisadas por Protección Civil», explicó Lorena, estudiante de posgrado de Ciencias Laborales de la UNAM en un comunicado enviado por la universidad, quien añadió:

Los trabajadores tienen pánico, a través de sus testimonios encontramos que ellos no quieren días de vacaciones, sólo la certeza de que su lugar de trabajo es seguro con dictámenes oficiales.

La red de solidaridad con trabajadores en riesgo pone de relieve cómo se sienten muchos trabajadores mexicanos que intentan volver a su vida normal, pero que la sombra del terremoto todavía les impide olvidar lo ocurrido el pasado 19 de septiembre.

Los mapas interactivos en el terremoto de México

Los mapas interactivos creados desde el terremoto de magnitud 7.1. han ayudado a los ciudadanos a tener información sobre los edificios derrumbados. El mismo día del sismo, Google en colaboración con Protección Civil puso a disposición un mapa en el que marcaba la ubicación de los inmuebles afectados. Por su parte, la plataforma Verificado 19S se ha centrado en confirmar cada daño estructural en los lugares afectados, los cuales han sido enumerados en su mapa interactivo.

OpenStreetMapMx facilitó a sus usuarios un mapa en cuadrículas con el que se podía identificar fácilmente la ubicación de los inmuebles afectados y los barrios más sacudidos tras el sismo.

Además de los mapas con los edificios colapsados, las plataformas crearon otras bases de datos con información sobre las víctimas. Días después del sismo, los mapas están enfocados en mostrar las carencias que todavía permanecen en el que será un largo proceso de reconstrucción.

Los derechos de los trabajadores tras el sismo

Después del movimiento telúrico, las autoridades federales y capitalinas afirmaron que todos los centros de trabajo tenían la obligación de suspender las actividades hasta que se cumplieran con las condiciones de seguridad. Estas se basan en un doble evaluación por parte de Protección Civil, que confirme que el inmueble no corre ningún tipo de peligro.

En el caso de que no se cumplan estas condiciones, los trabajadores no están obligados a presentarse en sus oficinas, siempre y cuando existan riesgos potenciales contra su integridad, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Las personas que sean forzadas a acudir a sus centros de trabajo a pesar de los daños estructurales del inmueble pueden presentar una queja ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), donde recibirán asesoría, o acudir a la plataforma de Facebook Trabajadorxs en Riesgo- México para poner una denuncia.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.