En cualquier profesión existen referentes a los que todos, o la gran mayoría, quieren parecerse. Tendrán adeptos y detractores, pero siempre surgen algunos nombres como los grandes de ese sector.

Un ejemplo es Studio Ghibli, un referente en la animación. Nos podrán gustar sus películas más o menos, pero su influencia en la animación japonesa y occidental es incuestionable.

Con títulos como Mi vecino Totoro, El viaje de Chihiro o La princesa Mononoke, Studio Ghibli, y genios como Hayao Miyazaki, han logrado reinventarse continuamente y plasmar su universo de fantasía en animaciones realistas al alcance de muy pocos.

Miyazaki y el Studio Ghibli son un referente a emular en la animación 2D, al igual que Pixar lo es en la animación 3D. ¿Cómo podemos emular la maestría de Porco Rosso o El castillo ambulante?

Una opción es emplear el mismo programa de animación utilizado en algunos de los títulos que he mencionado. Su nombre es Opentoonz, es gratuito, multiplataforma y de código abierto.

Basado en la herramienta Toonz, de la italiana Digital Video, Opentoonz es el resultado de adaptar ese software de animación para las necesidades propias de Studio Ghibli en películas como La princesa Mononoke o Arrietty y el mundo de los diminutos.

Tras años de personalizar y aprovechar Opentoonz para uso interno, Studio Ghibli y Digital Video han decidido ofrecerlo de manera gratuita a través de Dwango.

Además, tiene licencia Open Source (New BSD) por lo que cualquiera puede emplearlo gratis para uso personal o profesional y, con conocimientos suficientes, puede alterar el código para sus necesidades particulares.

Animación 2D profesional

Opentoonz se organiza en torno a proyectos, que a su vez se dividen en escenas. Antes de empezar a trabajar podemos especificar la resolución de la animación, así como el tamaño de la cámara si queremos usar una configuración particular.

Todo cuanto necesitemos de este software de animación lo tenemos en la ventana principal, organizada por paneles y pestañas.

Frame a frame, fotograma a fotograma, podremos desarrollar cada escena controlando todo el proceso. Ya sea dibujando directamente con la paleta de herramientas disponibles o importando material a partir de un archivo, escaneando un dibujo físico o a través de una cámara, Opentoonz hace más sencilla una tarea que requiere horas de trabajo.

Además, podemos aprovechar la herramienta GTS, desarrollada desde cero por Studio Ghibli. Se descarga aparte y facilita el proceso de escaneado de fotogramas físicos o en papel.

Por lo demás, Opentoonz es una excelente herramienta de animación 2D tanto para el tintado como coloreado de los fotogramas, con ayuda de plugins y otras funciones integradas.

Para todos los públicos

Aunque el material de ayuda disponible está en japonés, cuenta con un grupo de usuarios en inglés, así como una gran cantidad de vídeos en YouTube, no oficiales pero muy prácticos para empezar.

A continuación, un tutorial introductorio en español de Miguexe.

Puedes descargar Opentoonz para Windows y macOS, así como su código fuente y plugins con efectos.

Los requisitos para Windows son Windows 7/8.1 o 10 (64bit), 4GB de RAM, 500MB de espacio en disco y pantalla de 1280x1024. En el caso de macOS, es necesaria la versión 10.9 o superior, 4GB de RAM, 500MB de espacio en disco y pantalla de 1280x1024.

La herramienta de escaneado GTS tiene los mismos requisitos. Sin embargo, por ahora sólo es compatible con Windows.