Un terremoto de 8.2 ha sacudido México poco antes de la medianoche del jueves 7 de septiembre local. El epicentro se ha registrado en el estado de Chiapas, aunque los movimientos telúricos se han notado en otras partes del país como Hidalgo, Puebla, Veracruz y la Ciudad de México.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) ha confirmado que el sismo ha sido de 8.2 y a una profundidad de 58 kilómetros, convirtiéndose en uno de los más intensos en la historia del país. El devastador terremoto de 1985 fue de 8.1 aunque, en ese caso, el movimiento fue trepidatorio y oscilatorio. Diversas fuentes recogen la posibilidad de sufrir la avenida de un Tsunami con olas de hasta dos metros en las cosas de Chiapas y Oaxaca durante las próximas horas.

Hasta el momento se han confirmado al menos treinta víctimas mortales por el terremoto y se han registrado decenas de réplicas. Asimismo, el presidente Enrique Peña Nieto ha descartado riesgos por tsunami.

Las clases del viernes 9 de septiembre serán canceladas en varias estados del país como Chiapas, Oaxaca, Ciudad de México, y Puebla para evaluar los daños causados por sismo, según el Secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, reportó que en la Ciudad de México no hubo daños mayores. Después del terremoto, los cóndores sobrevolaron la capital, en la que hubo fallas eléctricas en 114 colonias.

Enrique Peña Nieto informó a través de su cuenta de Twitter que se activaron los protocolos de Protección Civil.

Usuarios en redes sociales han publicado vídeos de cómo se vivió el terremoto de 8.2 en la noche del 7 de septiembre.