Tras varios meses en fase beta, el pasado martes se inauguró oficialmente el proceso de actualización a iOS 11, la nueva versión del sistema operativo de Apple para teléfonos móviles y tablets.

Esta nueva actualización incluye múltiples novedades, especialmente en su versión para iPad, que incorpora mejoras en la gestión de ventanas, la posibilidad de arrastrar ficheros y un nuevo dock para facilitar las tareas productivas con la tablet de Apple.

Mantener el Wi-Fi y Bluetooth encendido permite mejorar el funcionamiento de algunas características de iOS.No obstante, una gran novedad que ha pasado desapercibida para muchos es el funcionamiento de los conmutadores de Wi-Fi y Bluetooth integrados en el centro de control. Hasta la llegada de iOS 11, pulsando sobre estos iconos se activaban o desactivaban los chips Bluetooth y Wi-Fi del dispositivo. Tras actualizar a iOS 11, en cambio, estos conmutadores no activan/desactivan los chips Bluetooth y Wi-Fi; tan solo desconectan el iPhone o iPad de la red Wi-Fi o accesorio Bluetooth al que estuviera emparejado.

¿Cuál es la diferencia? Con el nuevo método, los chips de Bluetooth y Wi-Fi siguen activos (y consumiendo energía) incluso si accionamos el conmutador desde el centro de control. Con el método previo, en cambio, esos chips se apagaban por completo.

Si el usuario quiere desactivar por completo las radios Wi-Fi y Bluetooth podrá hacerlo desde la aplicación de Ajustes, de la misma forma que hasta ahora. El cambio solo afecta al centro de control, y Apple lo explica detenidamente en sus páginas de soporte.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.