El crecimiento de Instagram en los últimos años ha dejado patente que, si existe una red social en la que haya que tener puesta la atención de manera constante, no hay opción para dudar acerca de cuál debe ser. Con un asalto sin piedad al modelo de contenido implementado por Snapchat que ha otorgado más tracción todavía a la plataforma y unos usuarios que parecen más ansiosos que nunca por compartir sus vivencias a través de fotos e historias efímeras, Instagram pasa por un momento excepcional.

Hoy mismo se ha dado a conocer que ha alcanzado los 800 millones de usuarios activos mensuales, lo cual supone un crecimiento de la nada despreciable cifra de 100 millones en tan solo un mes. Ya quisiera Twitter. Además, suma ya medio millón de usuarios que hace uso de la aplicación a diario, siendo objetivos potenciales de la creciente faceta de anuncios con la que Facebook, compañía propietaria de Instagram, está sacando rentabilidad a la aplicación.

Lo más interesante de todo esto, sin embargo, es la aceleración que podría estar experimentando el crecimiento de Instagram y que veremos confirmada o desmentida con los resultados sucesivos. Fueron cuatro los meses que la plataforma tardó en pasar de 600 a 700 millones de usuarios mensuales activos, pero ha sido únicamente uno, como se ha mencionado anteriormente, el invertido en dar el salto de los 700 a los 800 millones. Los 1.000 millones llegarán, seguro, antes de que finalice el año.

Por su parte, el interés de los anunciantes también está ahora más enfocado hacia la plataforma, con 2 millones de ellos haciendo uso de las herramientas promocionales que se ofrecen. Duplica así la cantidad de los mismos con los que contaba en marzo de este mismo año, dando una idea aproximada del potencial que tiene Instagram también de cara a los negocios.