Apple introdujo el iPhone X hace unos días en el pasado evento del 12 de septiembre. Entre otras, una de las novedades más grandes es la llegada de Face ID, el sistema de reconocimiento facial propuesto por la compañía, que de hecho, reemplaza a Touch ID.

Desde su anuncio, Face ID ha suscitado muchas dudas, preguntas y cuestionamientos sobre la seguridad, privacidad y su practicidad.

Estas son las cinco preguntas que mas he recibido desde el lanzamiento del iPhone X con relación a Face ID:

1. ¿Es tan rápido como Touch ID?

Es tan rápido como lo es Touch ID en el sentido que tan pronto como el iPhone X detecta tu cara, se desbloquea. Puedes esperar la misma reacción o la misma sensación de velocidad de desbloqueo que en el iPhone 7.

En pruebas durante la presentación del evento, para el momento en que se desliza hacia arriba para entrar a la pantalla principal del iPhone X, este ya había detectado y desbloqueado el teléfono. Es muy rápido y muy natural. Mucho más que Touch ID, inclusive.

2. ¿Funcionará con gafas oscuras?

En varias entrevistas, Craig Federighi ha manifestado que Face ID sí funcionará con gafas oscuras, siempre y cuando estas no tengan filtros infrarrojos.

3. ¿Alguien podría desbloquear mi teléfono poniéndolo frente a mi cara mientras duermo?

No. Face ID necesita que tengas los ojos abiertos para poder identificarte. De tal forma que si alguien, mientras duermes (o estás inconciente) pone el iPhone X frente a tu cara, de poco servirá.

Esto es de hecho más seguro que Touch ID y otros sistemas de identificación por medio de la huella dactilar, en donde era relativamente fácil posar el smartphone sobre el detector mientras la persona duerme.

4. ¿Alguien podría desbloquear mi iPhone poniéndolo frente a mi cara en contra de mi voluntad?

Sí, de la misma forma que alguien puede tomar tu dedo en contra de tu voluntad y ponerlo sobre el sensor Touch ID de anteriores iPhones.

De todas formas Apple ha pensado en dos maneras de evitar que se use tu cara como identificación en contra de tu voluntad:

  1. Puedes cerrar los ojos cuando pongan el iPhone X frente a tu cara. De esa forma no te identificará.
  2. En el momento en que vayas a entregar el iPhone X a un tercero, debes mantener presionado los botones de volumen y el botón lateral derecho durante unos segundos, eso deshabilitará Face ID y será necesario usar el PIN de acceso.

5. ¿Es fácil engañar a Face ID, como sucedía con el reconocimiento facial de Android?

Face ID no funciona como otros métodos de reconocimiento facial que hemos visto en smartphones Android. Es decir, no guarda una imagen de tu cara, guarda características únicas de tus facciones. También es capaz de detectar profundidad por lo cual no es posible engañar al detector con una foto grande de tu cara.

6. ¿Apple recolecta información del scan de las caras y las sube a sus servidores?

Face ID funciona con los mismos sistemas de seguridad que desde 2013 se han usado para Touch ID. Es decir: los datos de identificación únicos de tu cara se guardarán, previamente cifrados, en el microprocesador del iPhone y no en la memoria del dispositivo, haciéndolo extremadamente difíciles de extraer.

Y aún cuando alguien sea capaz de accederlos, es sumamente improbable que puedan romper el cifrado y acceder a los datos de identificación de tu cara.

Esos datos se guardan solo y únicamente en el enclave seguro del microprocesador A11 del iPhone X. No se suben a la nube, no se guardan en un area privada de tu cuenta de iCloud. En definitiva, no hay transferencia de ningún tipo de esa información fuera del teléfono. Cualquier proceso de aprendizaje de maquina que se ejecute para reconocimiento facial se hace únicamente con los datos de tu cara previamente guardados y de ninguna forma se transmiten para futuro análisis.

7. ¿Por qué Face ID es especial?

La realidad es que Face ID sido recibida con una dosis muy grande de escepticismo general. Es normal y me recuerda a la reacción inicial al anuncio de Touch ID. En 2013, cuando se anunció el sistema de reconocimiento dactilar, todas las soluciones similares en otros dispositivos eran francamente, basura: lentos, poco intuitivos, difícil de configurar y el dedo debía ser posado sobre el detector en una dirección predefinida.

Es el mismo caso con los sistemas de reconocimiento facial que los consumidores hemos experimentado hasta ahora: lentos, poco efectivos, muy poco seguros, nada prácticos y sobre todo poco confiables.

Face ID toma una función de identificación segura que otras compañías han intentado implantar en el pasado sin éxito (por su inseguridad o poca practicidad) y por medio de mucha tecnología y lo hace tan fácil de usar como ultra seguro.

Face ID no toma una foto de tu cara y la guarda para compararla la próxima vez que mires al teléfono, usa detectores tridimensionales en la parte frontal del iPhone X y crea un modelo tridimensional de tu cara donde guarda una serie de datos únicos de tus facciones y todo aquello que te hace único.

Al momento de estar frente al iPhone X, no es una cámara de fotos que mira tu cara y la compara con los datos de identificación guardados, son esos sensores tridimensionales los que hacen el análisis y te dan acceso al smartphone.

Es una liga completamente diferente de sistemas de identificación que es absolutamente transparente para aquellos que compren y usen un iPhone X y una forma muy interesante de avanzar hacia el futuro de la tecnología invisible.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.