Estos últimos días antes del que será uno de los eventos de presentación más importantes de los últimos años para Apple se le están haciendo muy nuestra arriba a la compañía californiana. Además de las ya habituales filtraciones previas al evento, un suceso sacudió hace un par de días los cimientos del nuevo campus de Cupertino: la versión final de iOS 11 se había filtrado y, con ella, un río de de características acerca de lo que traerá el nuevo iPhone.

Estas continúan y, cada poco tiempo, alguien consigue adentrarse más en el código filtrado y encontrar nuevos detalles de lo que veremos presentado mañana en el auditorio Steve Jobs.

Terminando de completar el perfil

El iPhone X trae consigo, como es natural, un nuevo procesador propietario de la compañía. El A11 contaría, según lo revelado, con 6 núcleos, siendo el primero de este tipo que podemos ver en un iPhone. 2 de estos núcleos serían de alto rendimiento y los cuatro restantes enfocados a la eficiencia del sistema. Para redondear el terminal, incluirá 3GB de RAM, frente a los 2GB de las otras versiones que serán presentadas. Estas características, teniendo en cuenta el gran nivel de optimización con el que cuentan los iPhone, pueden hacer del terminal una auténtica bestia de cara a las pruebas de desempeño.

Hacen acto de presencia también nuevas muestras de Face ID a la hora de pagar con Apple Pay, el cual podría requerir una combinación del desbloqueo facial y dos clics en el botón de encendido para realizar el pago. Además, aparecen referenciados también el iPod y el iPad junto a esta nueva forma de desbloqueo, por lo que podemos suponer que en algún momento contarán con esta opción. Junto a esto, se filtra también la animación completa del proceso de configuración.

Otro de los aspectos más rumoreados en estos meses era el cómo cambiaría la barra de estado ahora que va a estar dividida por la franja en la que se ubicará la cámara frontal y diferentes sensores. Al parecer, la hora se mostrará en este iPhone en el espacio izquierdo y la batería, cobertura y señal Wi-Fi en el derecho. Queda aún por ver cómo se tratará el aspecto de las notificaciones emergentes.

Estos últimos datos obtenidos revelan también la existencia efectiva de carga inalámbrica, nuevos colores para el Apple Watch (que confirmar una nueva tonalidad cobriza) y nuevas posibilidades de la cámara, con la cual se podrá grabar 4K a 60 fps (ahora son 30 fps) y vídeo en cámara lenta a 240 fps con calidad 1080p (ahora son 720p).

El ‘hype’ sigue ahí

Pese a que las filtraciones están siendo constantes y la imaginación de cada uno cada vez tiene menos trabajo de cara a fantasear con lo que será presentado en poco más de 24 horas, todavía hay mucha expectación. Queda por ver el funcionamiento general del sistema, las explicaciones de Apple ante determinadas funciones, infinidad de detalles que seguro habrá y, sobre todo, las ideas que subyacen bajo un nuevo concepto de iPhone que es muy especial.

Por descontado, nos gustaría que el factor sorpresa se hubiera conservado al máximo, pero esa batalla está ya perdida. ¿Habrá sorpresas mañana, a pesar de todo?