El Instagran de Elon Musk se está convirtiendo en una fuente de sorpresas de aquí a un tiempo. Primero fue la primera imagen del primer prototipo, 100% operativo, del traje que se usará en los viajes espaciales a Marte de SpaceX. ¿Lo mejor del modelo? Su diseño y que realmente no se asemeja en nada a los trajes a los que la carrera espacial nos tiene acostumbrados.

Ahora, su cuenta personal ha arrojado otro detalle sobre uno de sus mayores intereses en la industria del transporte: Hyperloop. En la imagen se puede ver una de las vainas de transporte para los túneles de vacío de Hyperloop. Lo curioso de todo esto es que la vaina es marca Tesla.

Además de la propia imagen de la vaina, Elon explica que su modelo ha batido el récord de velocidad dentro de los tubos de vacío: 335 kilómetros por hora durante algo más de un kilómetro de la pista de pruebas de Hyperloop en California. Muy lejos de lo que Elon está dispuesto a conseguir en Hyperloop, que se acercaría más a los 500 kilómetros por hora.

Con su propia cápsula, Tesla ha ganado a los competidores del Hyperloop Pod, un concurso que lanzo la enseña para atraer a los jóvenes ingenieros y ponerles a prueba en el diseño de las cápsulas que, algún día, circularán por los túneles de Hyperloop. WARR fue el equipo ganador con su vaina capaz de alcanzar los 324 kilómetros por hora, sólo 11 por debajo de la de Tesla y con un volumen de presupuesto y recursos infinitamente menores de los que dispone Elon Musk.

Pese a que Hyperloop es un proyecto ideado y parcialmente financiado por Elon Musk, lo cierto es que el genio de Silicon Valley siempre se ha mantenido al margen de la compañía. Y lo sigue haciendo realmente. Su cápsula Tesla es una manera de decir que la ingeniería del transporte está intrínsecamente conectada de una manera u otra a todos los campos.