Netflix está que no para llevándose a lo mejorcito de la TV norteamericana. Si hace unos días era Robert Kirkman, el creador de los cómics de The Walking Dead o Outcast, el que se unía a las filas de la compañía de streaming americana, hoy es otra de las grandes creadoras de la televisión la que pasa a engrosar sus filas. Y lo hace con una de las series más exitosas del plantel actual, robándole uno de los símbolos más importantes a la cadena ABC.

Shonda Rhimes, la creadora de Scandal y Anatomía de Grey, ha confirmado que se marcha de la ABC, cadena en la que actualmente se emite Scandal, para pasar a las filas de Netflix a través de su productora Shondaland, que vía un acuerdo de cuatro años, desarrollará series exclusivas para la plataforma de Reed Hastings que, de un tiempo a esta parte, ha visto en el contenido propio y exclusivo el mayor valor añadido para aumentar su tasa de usuarios activos que pagan por la plataforma.

Con el fichaje de Shonda Rhimes, Netflix se hace con otro de los creadores más influyentes de la ficción actual, y son unos cuantos los que han pasado a trabajar directamente con el servicio de streaming, entre los que se encuentran, el reciente Robert Kirkman, que eso sí, todavía no ha producido nada, y otros tantos de renombre de la TV como Jenji Kohan, Marta Kauffman o Chuck Lorre.

Eso sí, para los fans de Anatomía de Grey, Cómo defender a un asesino y Scandal pueden estar tranquilos. Aunque Rhimes ha salido un mes antes de que acabe su contrato con la ABC, de forma amistosa según confirmó la compañía, las series actuales de la cadena, en las que Rhimes ha participado de forma directa o indirecta, seguirán en emisión, por lo que en este sentido, no cambia nada.