El famoso sexto episodio de la séptima temporada por fin se emitió de manera oficial (y a tiempo en HBO. Con todo y el hackeo que ha sufrido la cadena, Juego de Tronos sigue semana a semana transmitiendo sus episodios y conquistando los corazones de los fans con esta, una de las mejores, temporadas de la serie.

¿Aún valdrá decir lo siguiente?:

Si bien en el episodio anterior pudimos darnos cuenta del peso de la sangre en los muchos personajes del universo creado por George R. R. Martin, en este "nuevo" capítulo nos enteramos de que la amenaza que se cierne en todo Westeros es real, mortífera y letal.

Mucho más allá del Muro se dirige una peculiar compañía: Jon Snow, Ser Jorah Mormont, Godric, la fabulosa Hermandad sin Estandarte feat. Sandor Clegane y Tormund (con algunos salvajes más como carnada, claro). Este grupo no pudo ser más divertido, valeroso y entrañable. Todos tienen algo que decirse y todo resulta lleno de profundas reflexiones pero también de mucho humor. ¿Cuál diálogo fue el mejor: el de Tormund con El Perro cuando le habla de Brienne, el de Godric con Beric y Thoros que zanja de una vez El Perro, el de Jon con Ser Jorah; o la relación siempre tensa y genial de El Perro y la Hermandad sin Estandarte o simplemente Sandor Clegane es el mejor?

Pudimos ver como un oso-espectro los ataca, se lleva de paso a unos salvajes y hiere de muerte a Thoros. Beric le hace una cauterización in situ y aunque continua con vida por un tiempo es uno más de los personajes que debimos despedir aunque no quisiéramos (mira lo que nos has hecho, George). Cuando se acercan mucho más al lugar que El Perro vio en el fuego se dan cuenta de que cerca hay un caminante blanco y un grupo de espectros. Les tienden una emboscada y todo resulta más o menos bien pues Jon elimina al caminante (con la espada que Ser Jorah hace bien en dejar en manos de éste) y caen varios espectros a su alrededor. No todos, eso sí. Sin embargo, el espectro emite un poderoso grito que llama a una Horda (incluso parece una escena de es famosa película de zombis). La compañía corre en una desesperada carrera. Antes se le pide a Godric que vaya a Eastwatch a pedir ayuda a Daenerys.

En Dragonstone tiene lugar una plática muy importante entre Tyrion con Dany. Ella le explica que a ella le gusta Tyrion "porque no es un héroe". Antes que ser una ofensa para la Mano, es una excusa para quejarse de la valientes y arrojados que deben ser los hombres para demostrar quien lo es más. El asunto es que menciona a Drogo, Ser Jorah, Daario y "ese... Jon Snow". Claro, el buen Tyrion sabe que lo común que tienen estos hombres es que están o estuvieron enamorados de Dany. Aunque la plática va bien se torna extrañamente incómoda cuando comienzan a hablar de los otros Lannister, la discusión se caldea y es Dany quien por fin deja callado a su Mano... cosa difícil.

Rodeados de los espectros, la compañía permanece al centro de un lago congelado. Ahí pasan la noche y es cuando se dan cuenta que Thoros no resistió la espera. Tal como dijo El Perro: a Beric se le murió su sacerdote, sólo le queda una vida más. Pero es Beric el que le explica a Jon sobre su sentido en la vida luego de haber sido revivido por el señor de la luz y es proteger a los que están alrededor, algo así como ser un instrumento en la vida de los demás. También le dice que el verdadero enemigo es la muerte y que sí, que efectivamente el enemigo siempre ganará.

Ya en Winterfell podemos ver cómo Littlefinger logra su propósito: Arya y Sansa se confrontan, o mejor dicho: Arya confronta a su hermana mayor. Le dice lo que piensa de la carta que hizo y ambas sacaron a relucir un pasado que luce lejano pero que es muy doloroso para cada una. Las cosas se ponen aún más complicadas cuando vemos que Sansa le confía a Littlefinger que Arya tiene la carta y que esto le puede restar el apoyo de los norteños. El siempre siniestro Baelish le dice que tal vez Brienne puede ayudar en esta empresa (?) Contrario a lo que pensamos, Sansa envía a King's Landing a Brienne, según por una invitación que le llegó de ese lugar. Un poco más tarde podemos ver que Sansa busca en la habitación de Arya la comprometedora carta y cómo esta la descubre y se pone en un plan que nos recuerda que no sabemos de bien a bien del alcance de sus poderes (?) o habilidades. Sin duda: la niña sin nombre es bastante siniestra.

De regreso a las tierras inóspitas del norte nuestra compañía favorita se ve en serios aprietos cuando los espectros se dan cuenta que pueden caminar en el lago congelado (cortesía de El Perro). Eso sí, a las puertas de la Guardia Nocturna pudimos ver que Godric logra su cometido y pide de inmediato un cuervo.

En Dragonstone vemos que una Daenerys vestida de invierno prepara sus dragones. Una vez más se enfrenta a su Mano y Dany termina la discusión igual que la vez anterior: con un Tyrion sin palabras. Dany le reprocha que antes siguió sus consejos y que no lo volverá a hacer, o mejor dicho, no se quedará de brazos cruzados sin "hacer nada".

La pelea contra los espectros se pone álgida mientas el Rey de la Noche está a lo lejos observando. Lo que viene después es una batalla desigual pero muy emocionante. El drama es tal que retroceden un tanto, El Perro salva a Tormund pero cae otro de su tribu, todos pelean con el resto de sus fuerzas hasta que una tormenta de fuego inunda aquel lugar. El fuego de los tres dragones abre el lago congelado, arrasa espectros. Dany le ofrece su mano a Jon, sin embargo, la retirada no está ganada y suben todos a lomo de Drogon... todos excepto Jon que sigue peleando.

Entonces es que sucede lo inesperado. El temido e impasible Rey de la Noche se baja de su caballo-espectro y dispara una lanza que le ofrece uno de sus caballeros blancos y da justo en uno de los dragones. Este se desploma herido de muerte. Dany está impávida, quizá por su hijo-dragón, también porque Jon es atacado por unos espectros y se hunden en el lago. A lo lejos el Rey de la Noche tiene otra lanza en la mano, es entonces cuando Dany decide alzar el vuelo... sin Jon. Drogon se aleja y esquiva la lanza mortal por muy poco.

No podemos imaginarnos cómo es que Jon se va a salvar de esta, incluso cuando lo vemos salir congelado del lago, pero pronto vemos un jinete que se acera a Jon mientras derriba espectros con un mangual llameante. El jinete se baja y claro, (¡claro!) tiene que ser y es una grata sorpresa, es el tío Ben (o más bien, Manosfrías quien salva a Jon. El querido tío Ben, este genial personaje que sólo ha reaparecido para salvar a sus sobrinos. Jon le pide que huyan juntos pero él se niega.

Dany espera impaciente en el Muro y su cara cambia cuando se dan cuenta de que se acerca un jinete a lo lejos. Momentos después podemos ver como Dany y Jon hablan del temido enemigo más allá del Muro. Dany jura venganza por su querido Viserion. Por fin se están volteando los ojos hacia la verdadera amenaza.

El Rey de la Noche y los caminantes blancos, ¿quién y cómo los hacen?

Mientras tanto, los espectros del Rey de la Noche sacan de las aguas heladas al dragón caído y nos imaginamos sus intenciones. Cuando Viserion está fuera, el Rey de la Noche lo toca y sí, en efecto, los ojos del dragón se abren y muestran un color azul brillante que nos preparan para el esperado y último episodio de esta temporada.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.