Ford y Domino's entregarán pizzas a domicilio mediante coches autónomos como parte de un programa piloto que pretende definir cómo podría ser el futuro de ambas compañías. Por el momento, el experimento se llevará a cabo en localizaciones muy concretas y solo clientes aleatorios podrán disfrutar del servicio.

Los vehículos cuentan en su interior con un sistema de calentamiento que mantiene la comida en su punto mientras el vehículo se desplaza entre los diferentes puntos de entrega. Una vez allí, el receptor debe introducir un código que será proporcionado por la empresa antes de recibir su pedido.

Con el movimiento, Ford espera conocer más sobre el potencial del vehículo autónomo, los intereses de los usuarios y continuar desarrollando su tecnología de conducción autónoma, donde han hecho grandes esfuerzos durante los últimos años.

La compañía espera poder ofrecer en 2021 una flota de vehículos autónomos capaz de servir a industrias como la entrega a domicilio. Mientras tanto, los vehículos que participen en este proyecto mantendrán en todo momento a una persona detrás del volante para prevenir accidentes.

👇 Más en Hipertextual