Cuando Joshua Levine visitó los archivos sonoros del Imperial War Museum de Londres, estaba siendo testigo de uno de los momentos claves de la historia de Europa en la segunda mitad del siglo XX. En una recién iniciada Segunda Guerra Mundial, un milagro en la ciudad francesa de Dunkerque cambió por completo el rumbo del conflicto, y animó al ejército aliado que luchaba contra Adolf Hitler y su Tercer Reich a seguir combatiendo. En 2010, Levine escuchó los testimonios de algunos de los soldados que sobrevivieron a la batalla de Dunkerque y que ahora recoge el director Christopher Nolan en su última película, que se estrenará este 21 de julio.

En Dunkirk, Nolan ha querido llevar a la pantalla grande la llamada Operación Dinamo que acabó con el rescate de 338,872 combatientes, 215,787 de los cuales eran británicos y otros 123,095 belgas y franceses. Entre mayo y junio de 1940, este rescate pareció ser, por un momento, algo inimaginable. Mientras las tropas aliadas se encontraban atrapadas en la ciudad de la costa francesa, el ejército nazi avanzaba por tierra y aire. El ataque fue imponente, como lo describió un subteniente que escuchó Levine en los archivos sonoros y que citó en su libro Forgotten Voices of Dunkirk:

Me levanto tambaleándome y veo una escena espantosa. Hay sangre y carne por todas partes; cuerpos mutilados que diez segundos antes eran hombres a los que conocía personalmente, amontonados en grotescos guiñapos a mi alrededor (...) Consigo subir con dificultad hasta donde está tumbado el artillero, con el cuello y el vientre desgarrados y una mano volada. Todavía respira y gime débilmente.

El rescate llevó a 200 buques de guerra y 850 embarcaciones civiles a llegar hasta los límites de Dunkerque para salvar la vida a los miles de soldados. Todo tipo de navíos se decidieron a cruzar las aguas para evitar la muerte de los cientos de miles de soldados que se encontraban atrapados en la costa. "Aquel día llegó de verdad la Armada. Una procesión de barcos de cabotaje, lanchas, gabarras, botes salvavidas, barcazas, pataches, pesqueros, barcas a motor, esquifes, pinazas, lanchas de salvamento, remolcadores, yates y Dios sabe qué más salió de Ramsgate y puso rumbo a Dunkerque", escribió Levine en el libro que reúne los testimonios de los supervivientes.

AP

El objetivo fue cumplido y, a pesar de la gran ofensiva alemana, se logró rescatar a muchos de los combatientes. El presidente británico Winston Churchill calificó la ahora leyenda histórica como un milagro, aunque admitió que "las guerras no se basan en evacuaciones". De no haber sido rescatados, los debilitados soldados en Dunkerque hubieran sido aniquilados por el ejército nazi y Gran Bretaña pudo haber sido derrotada en los inicios de una guerra que se alargaría hasta 1945 y en la que fue crucial la lucha del ejército aliado.

Albert Dance, de la Brigada del Rifle y otro superviviente citado por Levine, resumió que "mediante el valor y la valentía, al menos se había evitado un desastre completo y la evacuación permitió a Gran Bretaña luchar a través de los oscuros primeros años de la guerra. No es de extrañar que el 'espíritu Dunkerque' es una parte de nuestra historia nacional".

https://hipertextual.com/2016/12/dunkirk-christopher-nolan

Lo ocurrido en Dunkerque cambió la historia, y Christopher Nolan ha querido poner énfasis en este capítulo para su nuevo filme. Para ello, Joshua Levine se ha convertido en su asesor histórico y, después de escuchar los testimonios de los supervivientes, podemos arriesgarnos a decir que la historia está en buenas manos.

Levine ha publicado otros libros históricos como Forgotten Voices of the Blitz and the Battle for Britain, la historia sobre la fuerza militar aérea durante la Primera Guerra Mundial en On a Wing and a Prayer y Operation Fortitude, sobre la operación espía británica que aseguró el éxito del Día D y el fin de la Segunda Guerra Mundial.

La versión de la batalla de Dunkerque de Christopher Nolan se estrenará este viernes 21 de julio y será la décima película del director después de la trilogía de Batman con Christian Bale o Interstellar. El compositor Hans Zimmer será el encargado de poner música al suceso de 1940 y los actores Tom Hardy, Kenneth Branagh y Mark Rylance son algunos de los actores que representarán a los protagonistas del famoso milagro de Dunkerque que salvó las vidas de cientos de miles de soldados y cambió el rumbo de la Segunda Guerra Mundial. Con Dunkirk, Christopher Nolan se basa por primera vez en un hecho histórico para la trama de una nueva película, a diferencia de otros proyectos como Inception y Memento.