La división de Google para financiar iniciativas relacionadas con medios digitales, llamada Digital News Initiative ha invertido unos 700.000 euros en un proyecto de The Press Association llamado RADAR, acrónimo de Reporters And Data And Robots, que básicamente es un software que escribiría unas 30 mil noticias mensuales.

The Press Association es una agencia de noticias basada en Reino Unido e Irlanda fundada en 1868. Entre los accionistas de la empresa están Daily Mail, DMGT y UBM.

La agencia tiene una historia y recorrido larguísimo produciendo y generando información en diferentes formatos a lo largo del tiempo que es usada por decena de medios de comunicación en todo el mundo.

La inversión será usada por The Press Association para que una startup, Urbs Media construya el software que se encargará de transformar datos en contenido que pueda ser publicado y distribuido de forma automática. El objetivo a largo plazo es que este robot sea capaz de escribir noticias y sea capaz de llenar los huecos de información que están quedando a medida que los medios de comunicación tienen que reducir costos por la situación financiera por la que están atravesando.

Al tener un software capaz de escribir noticia de forma automatizada las organizaciones de noticias podrían reducir el número de personas en la redacción escribiendo textos que podrían ser reportados de forma automática.

El modelo de desarrollo de sistemas para la redacción de noticias de forma automatizada por robots de software no es nuevo. The Associated Press, en Estados Unidos, anunció en 2014 que haría algo similar y desde aquel año ha estado publicando noticias generadas sin intervención humana.

El software, llamado WordSmith, desarrollado pro Automatic Insights redactó 1.500 millones de artículos, una cifra casi inconmensurable que también sirve como una ventana hacia el futuro en que la gran mayoría de la información fue escrita sin la intervención de una persona.

The Press Association apunta a lograr algo similar con contenido local escrito por robots y cumplir la meta de los 35 mil artículos, de corte local, durante 2016.

Aún así las empresas detrás del desarrollo de bots para escribir artículos aseguran que su entrada en redacciones y medios de comunicación no pone en peligro el trabajo de periodistas sino que les permite tener más tiempo para escribir de cosas que realmente importan.

También explican que los bots deben ser usados para el desarrollo de noticias mecanizado como reportes financieros o, como en el caso de The Press Association, la publicación de sucesos locales, un periodismo que está desapareciendo por su altísimo costo.