"Nací para poeta o para muerto, escogí lo difícil —supervivo de todos los naufragios—, y sigo con mis versos, vivita y coleando." Así escribía Gloria Fuertes, la poeta que nació un 28 de julio de 1917, tal día como hoy hace cien años, en el barrio madrileño de Lavapiés. Creció en el seno de una familia humilde, hija de un bedel y una costurera, que murió de forma temprana cuando la joven apenas rondaba los diecisiete. Tres años antes, Gloria Fuertes había publicado sus primeros versos, y desde entonces, mientras compaginaba los oficios de contable o secretaria de oficina, jamás paró de escribir.

Durante su época adulta, publicó tanto poemas como obras de teatro y colaboró con revistas y diarios como Arriba, Poesía Española o Maravillas. También dirigió la publicación Arquero, que fundó junto a Antonio Gala, Julio Mariscal y Rafael Mir. A la edad de 38 años, la poeta comenzó sus estudios de biblioteconomía e inglés en el Instituto Internacional de Madrid, donde trabajaría como bibliotecaria y donde conoció también a su pareja, la hispanista Phyllis Turnbull. Gloria Fuertes obtuvo una beca Fulbright en 1961, lo que le permitió viajar a Estados Unidos para ser profesora de Literatura española en la Universidad Bucknell y otras instituciones académicas.

A su vuelta a España, saltó a la fama por su dedicación a la literatura infantil, y especialmente por sus colaboraciones en programas infantiles y juveniles de Televisión Española, como Un globo, dos globos, tres globos. Trabajos que, a pesar de brindarle el éxito masivo y el cariño de los más pequeños, eclipsaron la mayor parte de su inmensa obra como poeta de posguerra. Ella misma se definió como "autodidacta", aunque la crítica la reconociera dentro de la Generación del 50. Desde Hipertextual recopilamos cuatro libros para descubrir a Gloria Fuertes y celebrar así el centenario de la poeta, que no poetisa, como a menudo repetía.

Antología de poemas y vida

día del libro

Aprovechando la conmemoración del centenario de Gloria Fuertes, la editorial Blackie Books ha publicado un libro imprescindible para profundizar en la biografía y en los textos de la madrileña.

El libro de Gloria Fuertes. Antología de poemas y vida fue escrito por Jorge Cascante, quien reconoce en las primeras páginas que no conoció a la poeta en vida, pero que la comprendió a través de su obra una vez fallecida. En el libro, Cascante repasa detalles personales y la obra de esta gran desconocida a través de sus 450 páginas a color. Incluye más de trescientos poemas y ochenta fotografías, muchas de ellas inéditas, recortes de prensa de la época, doce dibujos de la artista y páginas de sus cuadernos de notas y diarios. La mejor forma, sin duda, para descubrir a Gloria Fuertes en su centenario.

Poemas para niños y adultos

gloria fuertes

Otro de los libros publicados coincidiendo con la efeméride de la poeta de Lavapiés es Me crece la barba, de Reservoir Books, una amplia antología que recopila buena parte de la obra de Gloria Fuertes para su público adulto e infantil.

"Mi poesía está aquí, como nació –sin ningún ropaje de retórica–, descalza, desnuda, rebelde, sin disfraz. Mi poesía recuerda y se parece a mí", escribió en su primer poemario, Isla ignorada, en unos versos que bien sirven para recorrer toda su trayectoria literaria, como también hace esta recomendable obra. El libro demuestra que no hubo dos poetas o dos obras separadas en función del público al que se dirigía, sino que Gloria Fuertes fue solo una. Única, imprescindible y necesaria.

Poeta de guardia

gloria fuertes

"O que la radio dijera finamente: / «¡La guerra del Vietnam ha terminado!» / «El porqué de estar solo ya se sabe.» / O «el cáncer descubierto». / Y nadie suena, o quema, o hiela o llama / en esta noche, / en la que, / como en casi todas, / soy poeta de guardia." Con nocturnidad y alevosía, Gloria Fuertes se reivindica en los versos que recopila la que tal vez sea su obra más emblemática, Poeta de guardia, publicada por primera vez en 1969 y que ha reeditado Torremozas, una editorial dedicada a las mujeres escritoras.

Este libro recuerda la poesía más social de Gloria Fuertes, cargada de reivindicaciones a favor de la paz y teñida, como no podía ser de otra manera, de sentimientos y recursos como la soledad, el amor y el desamor, el dolor, el humor y la ironía. "Que me dejo la linfa en lo que escribo, / me caigo de la rama de la rima / asalto las trincheras de la angustia / me nombran su héroe los fantasmas, me cuesta respirar cuando termino. / Sale caro señores ser poeta", decía.

Pecábamos como ángeles

gloria fuertes

"Te vi, / se rompieron nuestras soledades, / se alborotó el instinto, / se llenaron de luz las lámparas fundidas." El amor —y también, cómo no, el desamor— forman parte de la obra literaria de Gloria Fuertes, quien selección los también conocidos como "Gloripoemas de amor" en esta obra, Pecábamos como ángeles, publicada por primera vez en 1997 y reeditada de nuevo por Ediciones Torremozas con motivo de su centenario.

La obra nos permite acercarnos a otra faceta de la autora, más conmovedora, donde expone a corazón abierto sus sentimientos en forma de poesía. "¡Qué suerte si esto que siento fuera sed / y se me quitara bebiendo un vaso de agua!", dejó escrito Gloria Fuertes en uno de sus poemas, describiendo la sensación de estar enamorada. "Una tarde al llegar a casa / me encontré con la sorpresa de quererte, / fue una bomba en mis manos. / Y yo, por si te hiere, / esperando a que explote estando sola / aunque me parta el pecho la locura, añadía en sus versos, incluidos en nuestra última recomendación literaria para conocer a la poeta centenaria.