Investigadores de Malwarebytes descubrieron un nuevo malware llamado FruitFly que ha estado infectando ordenadores Mac durante años sin ser detectado.

Este malware trabaja en segundo plano, espía al usuario a través de la cámara web, captura imágenes de lo que se muestra en la pantalla y obtiene credenciales de inicio de sesión. También se ha detectado una segunda versión llamada FruitFly 2, más avanzada.

Espiaba a los usuarios a través de la webcam, obtenía credenciales de acceso y se ejecutaba en segundo plano sin ser detectado

El software puede trabajar incluso en la versión Yosemite de macOS, lanzada en octubre de 2014. Se desconoce qué versiones posteriores son vulnerables, quién es el responsable de este malware o cómo se introdujo en los ordenadores infectados.

Los antivirus y los sistemas de protección de Apple y firmas de seguridad han sido incapaces de detectar este malware durante años. Uno de los investigadores logró infectar 400 Macs en cuestión de dos días (la mayoría ubicados en Estados Unidos).

Según indica en ArsTechnica, tras el descubrimiento del malware por parte de Malwarebytes, Apple actualizó el sistema operativo macOS para detectar automáticamente la infección y combatirla.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.