Después de las dos fabulosas conferencias de los dos últimos años, Sony llega a un E3 en el que nivel medio de las conferencias ha sido algo bajo y, sobre todo, han faltado sorpresas de peso.

La compañía nipona ha comenzado su presentación, igual que ocurriera el pasado año, tirando de música y, en este caso, la referencia a la cultura india era más que evidente. La presentación empezaba, pues, con Uncharted: El legado perdido, la expansión centrada en los personajes de Chloe y Nadine que llegará este mismo mes de agosto. Y sí, de Naughty Dog parece que podemos volver a esperar espectacularidad por los cuatro costados.

Y siguiendo con las expansiones, el tráiler siguiente se ha centrado en el contenido adicional que Guerrilla está desarrollando para Horizon: Zero Dawn, bautizado como The Frozen Wilds y que llegará en 2017. Siguiendo, de nuevo con un ritmo espectacular, hemos vuelto a ver una de las sorpresas del año pasado, el Days Gone de los chicos de Bend Studio que ha hecho acto de presencia con un extenso gameplay. Eso sí, seguimos sin fecha.

Tras una breve charla de Shawn Layden (se nota que tienen el modelo aprendido), hemos vuelto a los juegos con otra agradable sorpresa: Monster Hunter World llegará a principios de 2018. Y, de nuevo, sorpresas: tráiler de un espectacular remake de Shadow of the Colossus que llegará en 2018. A ello le han seguido tráilers de Marvel vs. Capcom: Infinite (con una demo disponible hoy mismo) y un Call of Duty: WWII que luce espectacular. El fragmento dedicado a PlayStation VR ha empezado por la sorpresa de la versión VR de Skyrim (ayer Bethesda guardó la sorpresa) y con un tráiler de StarChild, un plataformas futurista. También para realidad virtual serán dos nuevos proyectos de los creadores de Until Dawn: el terrorífico The Inpatient y la experiencia de acción militar Bravo Team.

En el mismo bloque, sin pausas, para PlayStation VR ha entrado Moss, una bonita aventura protagonizada por un roedor desarrollada por Polyarc. Poco se ha tardado en volver a las megaproducciones y pocas obras tienen más empaque, en ese sentido, que el nuevo God of War. Y sí, es otro de los que tampoco podría lucir mejor (pese a la presencia de Atreus, el hijo de Kratos que quizá pueda parecer un personaje algo cansino) en un tráiler inmejorable centrado en la historia y que ha acabado anunciando que llegará a principios de 2018. Era difícil mantener el tipo a lo enseñado y esa papeleta le ha tocado a Detroit: Become Human, la nueva aventura de Quantic Dreams, creadores de Heavy Rain y Beyond Two Souls.

En el lado de las third party con exclusividades, Destiny 2 sigue vendiéndose muy bien de cara al lanzamiento del 6 de septiembre. La presentación ha terminado sorprendentemente pronto (apenas una hora de duración, con un ritmo altísimo) con una extensa muestra de la jugabilidad del Spiderman en el que está trabajando Insomniac Games y, de nuevo, llegará en 2018. Así acababa una conferencia con buen ritmo, muchos juegos pero con muy poquitas novedades de peso y, menos todavía, para esta recta final de 2018.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.