Hardware

Guía de compra de tu primer tocadiscos: cómo escuchar el mejor sonido y calidad

Por El Recomendador 11/06/17 - 15:07

Estamos en épocas curiosas. Se venden tantos vinilos como en la década de los 90s y por primera vez superaron en ganancias al streaming. Escuchar música con un tocadiscos puede ser una experiencia sumamente placentera pero requiere de un poco de conocimiento e inversión para sacar realmente buen sonido de los discos. Estas son nuestras recomendaciones.

Guía de compra de tu primer tocadiscos: cómo escuchar el mejor sonido y calidad
Lee Campbell

Los datos son contundentes: la venta de discos de vinilo alcanzó un récord durante 2016. En 25 años no se habían vendido tantos: más de 3,2 millones de discos, 53% más que en 2015, comparable a los números de venta de 1991.

2016 también fue el año en que los consumidores gastaron más en el vinilo que en descargas digitales. Es una tendencia al alza alimentada por, en un mundo de música en streaming, tener objetos físicos grandes, con portadas que podemos ver y que nos transporten al lugar donde nos quiere llevar la música.

Es cierto que la muerte de alguno de los músicos más grandes de nuestra época fue uno de los motivos por el cual la venta de discos aumentó tanto (el más vendido es Blackstar de David Bowie, junto a otros de sus álbumes como The Rise And Fall Of Ziggy Stardust, Hunky Dory, Nothing Has Changed y Changesonebowie), pero es una tendencia al alza sin cuestionamiento alguno.

El vinilo también ha superado en ingresos a los CDs. Cada vez más bandas ganan más con la música analógica que con la digital y se nota en el merchandising que se puede conseguir en sus conciertos o en las ediciones especiales de nuevos álbumes.

Pero como todo lo que tiene relación con la música, para poder aprovechar realmente de un vinilo y experimentar la supuesta calidad musical que ofrecen, hace falta elegir los componentes, equipos y accesorios correctos. En caso contrario escucharemos música a mala calidad y, aún peor, corremos el riesgo de dañar los vinilos de nuestra colección. Una aguja de mala calidad generalmente es la responsable de ruido y mala definición característica en el audio analógico. Así mismo, un plato sin suficiente amortiguamiento puede rayar el disco.

El mundo del vinilo es apasionante, pero nunca está demás la advertencia: nos regresa a la época de la tecnología con piezas movibles, de la cual el mundo se ha alejado, con toda la razón del mundo, porque es propenso a errores, averías, desfases y muchísimos más fallos.

Tu primer tocadiscos no puede costar menos de 200 dólares/euros

Alex Knight

Empecemos por las malas noticias. Tu primer tocadiscos no puede costar menos de 200 dólares o euros. Es una barrera psicológica y al mismo tiempo una barrera de precio que tienes que superar si quieres conseguir realmente buen sonido. Internet está repleto de recomendaciones de tornamesas baratas como una opción viable para empezar el camino del audiófilo del vinilo.

Recomendamos enérgicamente no adquirir un tocadiscos barato, por lo expuesto antes: suelen ser responsables de mal sonido, de una mala primera experiencia y de arruinar tu futura colección. También recomendamos encarecidamente no comprar tocadiscos con componentes extras que son más gimmicks que cosas útiles. Hay algunos con reproductor de CD o MP3 integrado, lector de tarjetas de memoria, que emulan diseños antiguos, que intentan entrar por los ojos. Como un restaurante de comida mala en zona turística, hay que huir de estos componentes lo más rápido posible.

Una vez que te hayas hecho a la idea de que tener buena calidad con un tocadiscos implica invertir un poco, podemos hablar de componentes de buena calidad con marcas reconocidas que llevan décadas haciendo cosas y alguna que otra sorpresa de compañías nuevas que están inclusive innovando en el mundo de los vinilos.

Tocadiscos por 300 euros / dólares o menos

En el rango de 200 a 300 dólares/euros hay una muy buena selección de tocadiscos de muy buena calidad que te durarán años. No es un producto que dejará de funcionar bien en tres o cuatro años, se trata de un componente en tu arsenal de música que puede durar décadas, siempre y cuando le des los cuidados necesarios.

Nuestra primera recomendación es el Audio-Technica AT-LP120. La marca japonesa lleva haciendo productos desde 1962 con una gran relación calidad/precio. Tiene un diseño clásico, sin pretensiones, buen peso y salida USB para transferir sonido a archivos de audio digital (no lo hagas a menos que sean FLACs, pero eso es otra discusión) o escuchar en altavoces con entrada USB.

El AT-LP120 se consigue por unos 280-290 euros o unos 5600 pesos mexicanos.

Otra de nuestras recomendaciones es una marca que está haciendo cosas interesantes en el mundo de los tocadiscos. Se trata de Pro-ject, que le ha dado una vuelta al diseño de los componentes manteniendo calidad de sonido y construcción. El Pro-Ject Essential II se puede conseguir por 270 euros. Amazon México no los tiene, pero en Amazon.com se pueden adquirir por unos 250 dólares.

El Pro-Ject Essential II tiene componentes de muy alta calidad, brazo de rodamientos de zafiro y una construcción propia de una marca alemana.

Tocadiscos por 500 euros / dólares o menos

Subiendo un poco el rango de precio las opciones de calidad aumentan significativamente con productos de altísima calidad y buenas marcas.

Nuestra primera recomendación es de una marca poco conocida por el público en general pero que ha fascinado durante años a audiófilos del vinilo. La marca Rega desde los 70s ha producido los Planar, mejorando cada vez más el producto. Por 500 euros es posible comprar el Rega Planar 2. Material inmejorable y probablemente la mejor calidad de sonido en el rango de precio. En México se vende a 29 mil pesos.

En un precio un poco más económico está el Onkyo CP-1050, de una marca más conocida a nivel general y un producto de gran calidad. Lo particular de este tocadiscos es que tiene transmisión directa sin correas. El diseño, construcción y elección de materiales es muy de los setenta, que seguro gustará a muchos tener algo así en sus casas. Es particularmente silencioso y estable. Disponible por unos 350 euros en España y 10 mil pesos en México.

Por último también recomendamos el Audio-Technica AT-LP5, la versión premium del AT-LP120 que recomendamos más arriba. Por el costo de este tocadiscos no hay nada igual. La relación calidad/precio es altísima como suele ser con la marca. La construcción es sumamente robusta, el sonido es excelente y de paso incluye un puerto USB en caso que se necesite para transferir sonido a digital. Se consigue en España por unos 400 euros y en México por 10 mil pesos.

No olvides un buen amplificador y altavoces

De nada sirve tener un tocadiscos si no tienes un buen amplificador y altavoces. Este es otro mundo de recomendaciones, opiniones, diferenciaciones entre lo bueno, lo realmente bueno y lo excelente. Hay amplificadores carísimos y algunos que son muy baratos pero milagrosos.

En 2014 explicábamos cómo crear un sistema Hi-Fi de streaming por menos de 150 dólares o euros. Muchas de las recomendaciones ahí expuestas en aquel momento siguen siendo muy válidas. Particularmente el Dayton Audio DTA-1 Class T, un amplificador que cuesta literalmente 35 dólares. El problema es que suele ser complicado de conseguir en algunos países y eso hace que los vendedores abusen. En España se puede conseguir por unos 50 euros, en México por 1300 pesos.

El Lepai LP-2020A+ hace verdaderos milagros por 30 euros o 500 pesos, no es broma. Se consigue fácilmente en Amazon y en muchos casos puede ser suficiente para empezar tu vida con un tocadiscos en casa.

Si estás dispuesto a invertir más dinero, un amplificador con muchas más funciones te servirá para conectar otros dispositivos, recomendamos el Cambridge Audio CXA60 por unos 1000 euros o 27 mil pesos mexicanos. La alternativa barata a un amplificador de estas características es el Onkyo A-9010 por 280 euros, en México se puede comprar por 6.000 pesos.

En cuanto a altavoces también hay un mundo de recomendaciones, precios y rangos. En el lado de lo barato están los Dayton Audio B652 que se consiguen por 40 a 60 euros o 50 dólares. Los Magnat Monitor Supreme 102 de fabricación alemana se consiguen baratos en Europa: por unos 120 euros.

Por otro lado están los Audio Bronze 2 que suelen ser referencia de buena calidad y precio entre audiófilos. Se consiguen por un poco más de 450 euros o 13 mil pesos mexicanos.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies