El fin de una era, el batacazo final a una de las decisiones más controversiales y polarizantes de la historia moderna de internet. Google dejará de leer los contenidos de los emails de Gmail para insertar publicidad. La decisión viene de la necesidad de incrementar la confianza en los clientes corporativos, quienes pagan por una versión premium de de algunas de las herramientas de la compañía, incluyendo Gmail.

Esto no significa que la versión gratuita de Gmail dejará de mostrar anuncios contextuales, sino que se obtendrá información de las personas de otras fuentes, como búsquedas realizadas en el pasado, webs visitadas y otras fuentes habituales con las que se perfila a usuarios en la publicidad digital.

La decisión de mostrar anuncios dirigidos a personas basados en el texto de los emails de Gmail ha generado un buen número de problemas legales para Google. Varias demandas privadas y colectivas en 2011, 2012, 2013 y 2014 por este tema ha puesto a la compañía en el juzgado donde ha tenido que explicar una y otra vez que, en opinión de ellos, los usuarios que usan un servicio gratuito no deberían presuponer privacidad total.

A inicios de 2017 la Unión Europea dio pasos para incrementar la regulación a favor de la privacidad de sus ciudadanos, poniendo en aprietos a empresas como Google o Facebook. La propuesta buscaría que las tecnológicas garanticen que la comunicación entre personas, ya sea video, voz o texto, sea totalmente privada. En su momento tanto la IAB que representa los intereses de la publicidad, como ETNO que representan a las operadoras europeas, se opusieron a tal medida.

Aún así, la decisión de dejar de leer emails en la versión gratuita de Gmail no tiene relación con regulaciones o imposiciones de gobiernos sino que pasa por un tema económico. Los cambios fueron propuestos por Diane Greene, directora de la división de cloud, quienes están desarrollando servicios de pago para corporaciones, empresas y organizaciones educativas. G Suite es uno de esos productos, el cual incluye aplicaciones en la nube para documentos, hojas de cálculo, presentaciones y correo electrónico. Parece ser que muchos clientes tenían preocupaciones sobre la privacidad de sus datos.

👇 Más en Hipertextual