torbakhopper

Todo el mundo conocía a Hulk Hogan por ser el ídolo de World Wrestling Entertainment (WWE). Le llamaban The Super Destroyer. En 2012, el luchador y también actor empezó a estar todavía más en boca de la gente, aunque esta vez no tenía nada que ver con su carrera como luchador. El tabloide Gawker publicó un vídeo en el que Hogan tenía relaciones sexuales con la esposa del que entonces era su mejor amigo y el portal fue denunciado por el profesional de la lucha libre. El juicio se convirtió en algo más que una batalla legal entre los implicados y el cofundador de PayPal, Peter Thiel, pagó los gastos de los abogados de Hogan para vengarse del medio de comunicación, el cual había publicado tiempo atrás un artículo sobre su orientación sexual.

Netflix explica en su nuevo documental el entramado legal que acabó ganando The Super Destroyer pero que también evidenció la influencia de personajes millonarios en los medios de comunicación. Nobody Speak se estrenará el próximo 23 de junio en la plataforma y hablará de la libertad de prensa en Estados Unidos, las fake news y del presidente Donald Trump.

140 millones de dólares fue la cifra que acabó con el juicio y que Gawker tuvo que pagar a Hulk Hogan por violación a la privacidad. Lo que pudo haber sido un simple proceso legal fue algo mucho más complejo después de que saliera a la luz que el multimillonario Peter Thiel estaba apoyando a Hogan en el juicio haciéndose cargo de todos los gastos. Nueve años antes, el mismo medio implicado publicó un artículo sobre la supuesta homosexualidad de uno de los fundadores de PayPal. Todo apuntaba a venganza y a un interés personal en acabar con el tabloide.

El documental Nobody Speak expone otros casos similares en los que personajes multimillonarios han intentado evitar que ciertas noticias salgan a la luz o han hecho lo posible por manipularlas. El presidente y director ejecutivo de Las Vegas Sands Corporation, Sheldon Adelson, compró el medio Las Vegas Review-Journal con el objetivo de desprenderse de periodistas que "quisieran revelar algo que no le gustara", sostiene una de las fuentes en la nueva producción de Netflix.

En temas relacionados con la libertad de expresión, Donald Trump debe ser nombrado. Mientras que la secretaría de prensa de la Casa Blanca afirmó que los medios de comunicación tienen intención de ir contra el presidente, Trump popularizó el término fake news y ha intensificado sus ataques a través de Twitter y en las ruedas de prensa contra los medios que critican las reformas del presidente.

El pasado mes de mayo, Donald Trump afirmó que aprobaría una nueva reforma para que las querellas contra los medios se agilicen. "Si un medio escribe algo mal, debe retractarse, y si no, se le debe juzgar”, subrayó. A pesar de la dificultad para que esta norma se lleve a la práctica, el periodismo estadounidense sigue alertando sobre el poder del presidente en la manipulación de la información y destacan que el magante ve a la prensa como una amenaza en lugar de un derecho fundamental.

El tráiler de Nobody Speak mostrará cómo algunos multimillonarios han tenido una influencia en los medios de comunicación mayor de la recomendada, y previene de que algunas de estas figuras piensan que son "más poderosas que la verdad".

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.