La polémica sobre los tintes rojos del Galaxy S8 parece no ser la única que envuelve al teléfono de Samsung durante sus primeras semanas a la venta. Varios usuarios del XDA-Developers han informado sobre diferentes velocidades de lectura y escritura en sus unidades de Galaxy S8, revelando una heterogeneidad en la producción por parte de Samsung.

Concretamente, se encuentran unidades con memorias UFS 2.0 y UFS 2.1, cuyas velocidades de escritura y lectura varían en unos 200 MB/s. Las versiones 2.1 alcanzan picos de 780 MB/s en lectura y 200 MB/s en escritura. Las versiones 2.0, en cambio, alcanzan picos de 550 MB/s en lectura y 150 MB/s en escritura, según lo reportado por los usuarios de XDA-Developers.

La diferencia es casi imperceptible por el usuario, y afecta a los modelos con SoC Snapdragon.

Los modelos con UFS 2.1 son también los que montan el SoC Exynos, chip incluido en la versión internacional del Galaxy S8. Los modelos con UFS 2.0, en cambio, con los que montan el SoC Snapdragon 835, chip incluido en la versión estadounidense del Galaxy S8.

Afortunadamente, el impacto real en la experiencia de uso es menor del que las cifras pueden aparentar. Asimismo, afectará principalmente al mercado estadounidense, principal territorio de comercialización de la versión Snapdragon.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.