Yulia Grigoryeva / Shutterstock.com

No se iba a hacer esperar la respuesta y así ha sido, tanto que esto ya parece un partido de tenis: uno suelta la bola y el otro responde mientras el público mira a un lado y otro. Han bastado unas horas para que Fedetaxi, una de las federaciones más grandes del sector del taxi, reaccione en contra del recién estrenado informe sobre la liberalización de las licencias VTC en España.

Dicho informe, realizado por la consultora AFI a petición de Uber España, analizaba cómo sería el escenario en España de liberalizarse la expedición de licencias VTC y manteniendo el estado actual de permisos del sector del taxi. Esto sería poner en marcha casi 80.000 vehículos en toda España, aunque la previsión de Uber en este momento dice que necesitarían al menos 12.000 unidades para empezar a alcanzar sus retos. Bien, pues el escenario no ha gustado nada de nada según su documento de prensa:

"La multinacional, además de eludir impuestos en España —como ha sido reiteradamente denunciado por FEDETAXI e, incluso, reconocido por sus directivos—, se permite el lujo con este informe de que su potente lobby, reclutado mediante el sistema de puertas giratorias de expolíticos reciclados ahora en sus portavoces, busque influir a nuestros políticos pidiendo una subida de impuestos al coche particular".

Uno de las tesis que enarbola Fedetaxi parte de la base de que todo el texto elaborado por Uber en conjunción con AFI tiene un único objetivo: eludir impuestos. Según los datos de la firma, la liberalización fiscal generaría una media de 180.000 euros de beneficio fiscal en Madrid y Barcelona. Suponiendo que todo vaya como lo deseado; pero obviamente, en este punto no se van a poner de acuerdo.

El tema central del informe publicado esta madrugada era el del precio de las tarifas. Según el estudio, una liberlización de dichas licencias supondría una caída de un 35% del precio de los servicios de transporte por ciudad. Se repercute esas altas tasas al famoso precio elevado de las licencias, hinchadas por el comercio en el mercado secundario. Desde Fedetaxi aseguran que en ningún momento se tiene en cuenta "que las tarifas de los taxis tienen en consideración para su aprobación municipal los precios de las licencias en el mercado secundario".

Desde Uber ya han asegurado que dicho informe se ha presentado a las instituciones pertinentes. A lo que Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi, ya ha respondido que exigirán "al Gobierno y administraciones que no participen ni amparen estas estrategias y pretensiones de Uber en claro perjuicio de nuestros usuarios y la sociedad en general, sin dudar en movilizar el sector si fuese necesario”. De momento, el día 30 de mayo ya tienen convocada una manifestación a la que, sin duda, se le sumará este nuevo elemento.

Sin noticias de las compensaciones

Es curioso que en el texto de Fedetaxi hay un dato que se ha pasado por alto. Uno de las ideas expuestas por Carles Lloret, General Manager de Uber España, era que llegado el caso de una bajada de más del 50% del precio medio de las licencias de taxistas se debería compensar de alguna manera. En casos aislados y estudiando uno por uno, en conjunción con la Administración se habría de buscar alguna garantía para asegurar el futuro a esos empleados. Y realmente, esto es algo similar a lo que ya venía pidiendo alguna de las gremiales de taxis: compensaciones de algún u otro tipo.

En el comunicado que se ha emitido este dato se echa bastante en falta la mención a la, improbable todo sea dicho, opción de llegar a un acuerdo en este punto.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.