El Tribunal Civil italiano ha fallado a favor de los taxistas en la demanda de estos contra Uber. Las autoridades italianas determinaron que la empresa propiedad de Travis Kalanick compite deslealmente en el mercado del transporte privado.

Uber deberá frenar sus servicios en los próximos diez días en toda Italia. Los servicios de Uber que deben parar son Uber Black, Lux, Suv, X y XL. El Tribunal también ha prohibido que la empresa se publicite en el país, de acuerdo con información de la agencia Reuters.

Ante el fallo, Uber tendrá que pagar una multa de 10.000 euros y cada conductor deberá pagar 100 euros por cada día que no acate la orden.

La empresa emitió un comunicado informando su postura ante la decisión del Tribunal:

Vamos a apelar esta decisión, construida con base en una antigua ley de hace 25 años que ya no refleja los tiempos actuales, para permitir que miles de conductores profesionales puedan seguir trabajando a través de la aplicación Uber y que la gente pueda tener más opciones. Ahora, el Gobierno no puede perder el tiempo, debe decidir si permanecen anclados al pasado, protegiendo la posición actual, o permitirá que los italianos se beneficien de las nuevas tecnologías como Uber.

Esta es la cereza en el pastel de la mala racha de Uber en Italia. El 22 de marzo el Tribunal de Turín clausuró a nivel nacional el servicio de Uber Pop al determinar que cualquier "prestación de servicio que se organice, difunda o promueva sin la autorización administrativa o la licencia de transporte privado" va contra la ley y debe ser vetada.