Alberto Martín, el abogado de los padres de Nadia, ha confirmado oficialmente que abandona la defensa del progenitor de la menor, según informa Europa Press. El letrado formalizará su renuncia la próxima semana, una intención que había desvelado inicialmente durante una comparecencia en el programa Espejo Público.

El letrado, no obstante, continuará defendiendo a la madre de la niña, afectada por una enfermedad rara denominada tricotiodistrofia. Su decisión responde a una estrategia de defensa, ya que Martín considera que hay posibilidades de que la madre pueda recuperar la patria potestad de la menor.

"El padre está de acuerdo, no se trata de que las defensas sean incompatibles, sino de centrarnos en la defensa de la madre porque él manejaba las cuentas, ella no", ha explicado en declaraciones a Europa Press. Los progenitores de la niña están imputados por una presunta estafa tras recaudar más de un millón de euros en donaciones, que pedían para sufragar un tratamiento médico inexistente, como sospechó inicialmente Josu Mezo en su blog