Cultura

‘Moby-Dick’, la obra universal que casi queda en el olvido

Por 27/04/17 - 02:03

Pueden llamarme Ishmael.

La fascinante historia de 'Moby-Dick' nos lleva a una espectacular travesía a bordo del barco ballenero Pequod, comandado por el capitán Ahab. Ishmael es el narrador que nos describe las labores, peligros y pasiones con los que se encuentra en ese viaje.

En la actualidad nadie se atrevería a poner en duda el lugar que ocupa en la literatura universal esta novela escrita por Herman Melville. Lo que no siempre se sabe es que este título marcó el declive de su autor y que tras su publicación careció por completo de la estima tanto de la crítica como del público; incluso sus ventas fueron bajas.

Cuando Melville publicó su novela titulada 'Moby-Dick' él ya era un autor reconocido por sus anteriores cinco obras, algunas de las cuales se convirtieron rápidamente en bestsellers. Sus libros estaban basados en las travesías que Melville había realizado durante los años 1839-1844. En aquella época embarcarse representaba una oportunidad para los jóvenes en busca de trabajo (y, claro, de aventura). Así, un joven Melville de 19 años se embarcó en un barco mixto (carguero y de pasaje) que hacía la travesía Nueva York-Liverpool.

Poco después haría otros viajes en barcos balleneros, todos colmados de detalles increíbles que serían la inspiración para sus obras cuando regresó a Nueva York. En 1840 tuvo gran éxito con su primer libro 'Typee'. Luego de este publicó 'Ommo' que tuvo igual fama.

Las obras que siguieron a 'Moby-Dick' jamás lograron recuperar la fama, público y ganancias de los primero títulos del autor

Su época como escritor no podía ser mejor hasta luego de publicarse 'Moby-Dick'. Algunas fuentes sugieren que su acogida por la crítica fue muy dispareja en Reino Unido y Estados Unidos porque en el primero la publicación carecía del epílogo (necesario para comprender la historia). Lo destacado de estos hechos es que la novela que hoy se encuentra entre los 100 mejores libros de todos los tiempos significó un antes y un después en la vida de Herman Melville.

Las obras que le sucedieron al relato de Ishmael en el Pequod y la búsqueda obsesiva de Ahab del cachalote blanco, tormento de cientos de naves y enemigo acérrimo del peculiar capitán, jamás lograron recuperar la fama, público y ganancias de los primero títulos del autor. Tanto así que poco después de la publicación de 'Moby-Dick', y hasta el final de sus días, Melville tuvo que trabajar como inspector de aduanas. El autor no cejaría en su labor como escritor: publicó dos novelas más y 'Clarel', un poema épico de 16.000 versos.

"Melville Revival"

El viaje de el Pequod (ilustración de Everett Henry)

Para 1919 se cumplió el centenario de su nacimiento. La revaluación de su obra, el paso del tiempo y la publicación de su manuscrito 'Billy Budd' lo catapultaron al lugar donde las generaciones posteriores lo conocimos: en los estantes más altos de la literatura universal. Las peculiaridades de 'Moby-Dick' han dado para toda clase de interpretaciones y para tener su propia asignatura en prestigiosas universidades. Además, claro, de influir de forma significativa en la cultura popular.

Más tarde, en 1945 se crearía "The Melville Society", dedicada al estudio de la vida del autor y sus obras. Su antigua casa Arrowhead, en Pittsfield, Massachusetts, resguarda su estudio original gracias al cuidado de 'The Historial Society'.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies