Los asistentes de voz comienzan a invadir los vehículos. Las propuestas de Amazon y Google (Alexa y Assistant, respectivamente) ya se pueden integrar en los vehículos, y algunos de los fabricantes más populares ya han comenzado a abrazar esta clase de software.

En el caso de Mercedes-Benz, la compañía ha anunciado que todos los vehículos de 2016 y 2017 podrán trabajar con los dos asistentes virtuales, y que los usuarios podrán escoger entre uno u otro a través de la cuenta Mercedes Me y una suscripción a mbrace, la plataforma de Mercedes para teléfonos móviles.

Esta plataforma tiene un costo anual de $199, con un periodo de prueba de seis meses. A esa plataforma podrás vincular las cuentas de Google y Amazon y hacer que el vehículo trabaje con los asistentes Google Assistant y Amazon Alexa.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.