A Qualcomm le crecen los problemas. Tras la acusación de la FTC (reguladora del comercio en Estados Unidos) de realizar maniobras anticompetitivas como proveedor de Apple, la empresa de Tim Cook ha anunciado que suspende los pagos a Qualcomm en concepto de licencias relacionadas con el iPhone hasta que se resuelva su disputa legal, una noticia que caerá como un jarro de agua fría para el proveedor de antenas y chips y le obligará a revisar a la baja sus expectativas de ingresos realizadas hace apenas una semana.

Con este nuevo movimiento, la pugna entre Apple y Qualcomm se recrudece más todavía. Qualcomm ofreció a Apple un descuento en los precios de sus liencias por diversos componentes, la contrapartida era un acuerdo de exclusividad durante cinco años. Ahí es donde intervino la FTC, que consideraba que este movimiento obstaculizaba el acceso de otros fabricantes a este sector.

Apple no tardó en contraatacar demandando a Qualcomm por considerar que el precio de dichas licencias suponía un abuso: según Apple, sus pretensiones eran cobrar cinco veces más por sus licencias que lo que cobran todos los demás fabricantes del sector, combinados. A esta demanda se unieron un par más en Reino Unido y China, mientras Qualcomm solicitó la anulación de la denuncia original de la FTC.

Si Apple no da marcha atrás en su última medida -y viendo el historial de Apple, parece algo poco probable-, Qualcomm se enfrentará a un problema mayor del que ya tenía: hasta que no se resuelva el litigio no podrá contar con una elevada suma que sí tenía proyectada.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.