La división de Alphabet que investiga los vehículos autónomos, Waymo, ha pedido oficialmente ante un juez que le impida legalmente a Uber operar vehículos autónomos, luego de que destapara un presunto robo de propiedad intelectual perpetrado por un ex empleado de la compañía de Mountain View.

La petición de Waymo está basada en la información recopilada por Gary Brown, un forense en ciberseguridad, quien aseguró que el ex empleado e ingeniero Anthony Levandowski robó 14.000 documentos sobre las investigaciones de Waymo en la conducción autónoma.

Brown testificó que el ingeniero descargó cerca de 9.7 GB de información confidencial desde su ordenador portátil. Dicha información, dijo Brown, es posible saberla gracias a la red de Google, la cual guarda registro de todas las interacciones y actividades que realiza cada usuario de la compañía.

Tras dejar Google, Levandowski fundó Otto, una compañía de camiones autónomos que meses después fue adquirida por Uber a cambio de 680 millones de dólares.

Waymo pidió a la corte que bloquee cualquier uso de las tecnologías de Levandowski. "Dadas las evidencias, pedimos a la corte que proteja la propiedad intelectual desarrollada por nuestros ingenieros durante miles de horas con el fin de prevenir cualquier uso de la propiedad intelectual robada", mencionó un vocero de la compañía.

Dínamo

Dínamo es el nuevo podcast de Hipertextual donde hablamos, discutimos, analizamos y nos obsesionamos con Apple.