Tecnología

Uber ha usado tecnología para evadir a las autoridades

Por 3/03/17 - 21:13

La aplicación de transporte privado ha estado utilizando un programa para evitar a la policía en ciudades donde se prohibió el servicio o estaba en proceso de regularización.

Uber ha usado tecnología para evadir a las autoridades

Uber ha estado usando un programa para evitar a las autoridades policiales en ciudades donde su servicio de transporte privado fue prohibido o estaba en proceso de regularización.

El programa, que incluye una herramienta llamada Greyball, pretende evadir a las autoridades a través de los datos recolectados de Uber. Este sistema fue utilizado en ciudades como París, Boston o Las Vegas, donde el servicio fue puesto en duda por la legalidad.

Según The New York Times, Greyball forma parte de otro servicio llamado VTO por las siglas de Violaciones de Términos de Servicio, creado en Uber en 2014 y aprobado por el equipo legal de la empresa.

Greyball fue grabado en video en 2014 por el inspector de policía Erich England en Portland, Estados Unidos, cuando el policía utilizó el servicio de transporte privado dentro de un operativo contra la empresa dirigida por Travis Kalanick.

Uber empezó a operar en Portland sin el permiso de las autoridades, quienes más tarde declararon el servicio como ilegal. Erich England se hizo pasar como un usuario para tener evidencias contra la empresa, informa el medio estadounidense.

El inspector ya no pudo volver a utilizar el servicio, y cuando pedía un coche los conductores cancelaban el viaje o el automóvil nunca aparecía. England y sus otros compañeros fueron identificados por Greyball de Uber como policías a través de los datos recolectados en la aplicación y otras técnicas. La aplicación que tuvieron los inspectores a partir de ese entonces era una versión falsa con coches fantasma.

Entre los métodos utilizados por la empresa para adquirir información acerca de los usuarios está la técnica llamada geofence, en la que dibujan un perímetro digital alrededor de las oficinas de las autoridades. Si un usuario pedía un coche de Uber alrededor de esa ubicación en varias ocasiones, podría significar que el usuario está asociado a alguna de las agencias de la ciudad.

Además, las tarjetas de crédito también fueron investigadas, con el objetivo de saber si la tarjeta estaba vinculada a instituciones como la policía.

En alguna ocasión, los oficiales de policía compraron teléfonos móviles para crear diferentes cuentas de Uber. Los empleados del servicio de transporte privado acudieron a tiendas de telefonía móvil para determinar el precio de los aparatos más baratos y los números de teléfono asociados, ya que estos serían seguramente los adquiridos por los policías.

Uber también investigó las cuentas de los usuarios en redes sociales y otra información disponible online para verificar la identidad de los viajeros.

En total, existen una docena de símbolos en Greyball que ayudan al conductor a saber si la persona que requería los servicios era un nuevo usuario o un oficial de policía.

Por su parte, la empresa de Kalanick afirmó en un comunicado que "el programa niega el servicio a usuarios que están violando nuestros términos de servicio, ya sea gente que pretende dañar físicamente a nuestros conductores o competidores que buscan interrumpir nuestras operaciones o funcionarios destinados a atrapar 'en secreto' a nuestros conductores".

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies