La particularidad de los genios es que si bien están aquí para salvar al mundo y hacernos quedar mal frente a nuestros padres por ser fracasados en comparación, también son humanos.

Esos "animales racionales" que apenas empezamos a comprender después de 200.000 años y que nos convierten en seres falibles. Ensayo y error que vuelven a los genios en genios gracias a la cualidad de empezar, fracasar y retomar. Si no tuviéramos equivocaciones es muy probable que nos dedicáramos a un campo laboral diferente —quizás al de ser dioses y pasar todo el día en las nubes—.

Lo que el mundo llama genio es el estado de enfermedad mental que nace del predominio indebido de algunas de las facultades. Las obras de tales genios no son sanas en sí mismas, y reflejan siempre la demencia mental general

Edgar Allan Poe habla más allá del desacierto, su denigro a los cerebritos es quizás lo que lo convierte en uno pero el hecho de que destacar en algo venga con un precio es indiscutible, y aunque no sea un pacto con el diablo que salió mal esa locura viene implícita. Todo depende de que tan bien puedas convertirla en un producto de tu trabajo y cambiar al mundo, o tu habilidad para volverte loco en verdad.

—El que escribe terror y escribe cuentos sobre cuervos es un error de la humanidad

Los grandes maestros también se equivocaban y tenemos ejemplos por montones. No estamos hablando de un mal cálculo sino de demostraciones tan absurdas que nos muestran la etapa más humana de esos innovadores: cuando metían la pata con ideas ridículas.

Thomas Edison

Esa especie de bombilla futurista que sostiene probablemente no fue creada por él

¿Por qué era un genio?

El hombre que inventó la bombilla (falso), las películas (falso) y el sueño americano (verdadero). Si tu fuerte no es inventar —aunque extrañamente el fuerte de Edison era exactamente esto— por qué no crear una compañía de patentes que básicamente se encargue de robar el crédito de tus co-trabajadores para luego coronarse a sí mismo como el gran inventor del siglo, y claramente desarrollar ciertos planes malévolos por tu cuenta.

Su idea más absurda

A inicios del siglo XX Edison probaba que los usos de electricidad alterna eran nocivos mediante el experimento de electrocutar un elefante a muerte. Y curiosamente, también trabajaba en un dispositivo para atrapar fantasmas.

Después de quemarse accidentalmente su huella dactilar, la biología realizó una magia misteriosa llamada regeneración que insólitamente la hizo reaparecer. Impactado por el suceso, empezó a estudiar el mundo fantasmagórico para tratar de atraparlos a todos. Finalmente, nunca escuchamos mucho sobre el mecanismo más que uno de sus empleados murió trabajando en él.

Quizás en una operación clasificada que el gobierno trató de encubrir. Columbia Pictures

Nikola Tesla

¿Por qué era un genio?

El hombre más adorado de Internet, y a quien hemos dedicado en Hipertextual tantos artículos que debo darle click a "más artículos", Tesla es el prodigio que inventó esas famosas bobinas y un curioso invento llamado "corriente alterna", y sí, la misma que asesinaría al pobre elefante e iniciaría la famosa guerra contra Edison que acabó con el "accidental" incendio de su laboratorio y su exilio a una película de Christopher Nolan.

Su idea más absurda

En 1898 Nikola Tesla realizaba un pequeño experimento sobre "resonancia mecánica" en donde si el tono natural de cierta frecuencia era alcanzado, el objeto sería roto. Los resultados fueron la supuesta creación de una máquina que genera terremotos.

Usando un oscilador en su laboratorio de Nueva York, el dispositivo portable generaba tales vibraciones que según el inventor, produjo un terremoto en la gran ciudad. Haya o no ocurrido, Tesla destruyó el dispositivo por miedo a que pudiera caer en las manos equivocadas, y el resto concluyó en un episodio de Mythbusters.

Las cosas que pudieran ocurrir en las manos equivocadas. Sony Pictures Entertainment

Platón

¿Por qué era un genio?

Probablemente tengas una imagen clara de griegos antiguos usando togas y actuando como si formaran parte de una fraternidad. Claro, si esa fraternidad consistiera en la Academia, y en vez de jugar al beer pong —todo mi conocimiento sobre esto viene de películas— se dedicaran a sentar las bases de la filosofía occidental, Platón sería el presidente supremo —claro que títulos como esos existen en esos grupos—.

Su idea más absurda

Cómo juzgar a un hombre que siglos antes de Cristo se dedicaba a enseñar un evangelio sobre la existencia humana, y curiosamente, basado en fundamentos más allá de la simple frase de "cree ciegamente".

Hasta sus malas ideas tenían gracia, y comprendimos que en lo que a medicina se refiere, Platón necesitaba un poco más de sabiduría. Su creencia de que el feto de una mujer era un animal vivo que se movía por todo el cuerpo y causaba enfermedad fue compartida por muchos contemporáneos, y fue tenida como una verdad por cientos de años de medicina europea.

Parece que el bebé se encuentra en el oído ahora

Aristóteles

¿Por qué era un genio?

Conocido como "el maestro" o simplemente "el filósofo", dedicó su vida a enseñarnos a vivir y a llevar su propia escuela donde sus seguidores caminarían mientras filosofaban. También fue el maestro de Alejandro Magno, que curiosamente fue el conquistador más grande y más joven en la historia de la humanidad, y dudamos mucho que todo haya sido por mera casualidad.

Su idea más absurda

Demostrado por su maestro Platón, la filosofía y el funcionamiento del cuerpo de las mujeres no va llevado de la mano, sobretodo si estamos hablando de concepción. Siendo el gran sabio que era, tenía unas cuantas ideas sobre cómo reconocer el sexo de un bebé antes de que naciera.

Si los vientos del norte están soplando, entonces esperas a un varón. Mientras que si el viento del sur se encuentra a toda marcha, la hembra estará a punto de nacer. Aconsejaba a los griegos consumar el acto sexual en cualquiera de estas direcciones dependiendo de si preferían un hijo o una hija. Y también pensaba que mucho tenía que ver con el "ardor" del hombre en ese momento.

Podría ser hermafrodita por los momentos

Isaac Newton

¿Por qué era un genio?

Inventar el cálculo y las leyes gravitatorias es una cosa, hacerlo en tu tiempo libre de la universidad es otra.

Newton era una de esas personas que se ganó la reputación de genio loco por crear las leyes que debimos estudiar en el instituto y tener una afición extraña por el pelo suelto y la palabra divina, combinando ambos para crear a uno de los hombres más extravagantes de la iluminación.

Su idea más absurda

Además de estudiar la Biblia con una afición que incluso en la época por excelencia de aficionados lo volvía en un fanático desquiciado, su campo de estudio favorito era la alquimia y existen algunos que especulan que todo eso del cálculo y la física podía ser sólo un pasatiempo secundario.

Dedicaría gran parte de su vida a descubrir la piedra filosofal, aunque tomaría algunos siglos hasta la llegada de Harry Potter, su obsesión era convertir los elementos como todo un mago. Y quién sabe, quizás lo hubiera conseguido de no ser porque en sus últimos días llevaba tanto mercurio encima que fácilmente podía estar invocando a Lord Voldemort inconscientemente.

Una de sus últimas fotos en vida. Heyday Films.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.