La nueva patente de Uber está relacionada con una de las tecnológicas más relevantes: Facebook. Al menos sobre los papales, Uber quiere estar vinculada al millón de posibilidades que ofrece la red social al igual que Tinder ya lo hiciese en su momento.

Del documento podemos saber que, si esta opción se lleva a cabo, llegará un momento en el que Uber podrá preguntarte si quieres vincular tu cuenta de Facebook con la app de transporte. Para los viajes normales no tiene mucho sentido, pero es que esto va directamente dirigido a UberPool. El servicio que realmente le da el perfil corporativo a la empresa y que está prohibido en lugares como Madrid.

El objetivo de vincular ambas cuentas va encaminado a la cuestión de los datos; la empresa de kalanick quiere convertir su servicio colaborativo en una experiencia mucho más social. A través de la red social, según publica Businessinsider, quiere poner en contacto a posibles acompañantes que compartan algo más que un trayecto de coche para ahorrar gastos. En el caso de que no se conozcan, **servirá para romper el frío hielo **ya que permitirá saber cuáles son sus aficiones, si se tienen amigos en común o si frecuentan lugares similares. Es una manera bastante extraña de entrar en contacto con alguien, pero ya se sabe: el mundo es un pañuelo. Algunos pensarán que también puede servir para ligar, pero hay que recordar que eso está estrictamente prohibido en la normativa del servicio, –una lástima–.

En cualquier caso, lo más útil de todo esto es su finalidad para buscar amigos con el mismo destino. Imaginemos que, a través de Facebook, se convoca un cumpleaños. Obviamente todos nuestros contactos invitados irán al mismo destino. La conjunción de Facebook y Uber permitirá aunar trayectos y recortar gastos.

Aún queda mucho para poner esto en práctica ya que sólo han presentado la patente, que se juntan a las anteriores igual de locas, pero la cuestión es que haría del servicio de car sharing algo mucho más social.