Recién levantado, mientras ojea las últimas noticias y toma el desayuno, tuitea de forma frenética y compulsiva en su cuenta personal. Así es como uno se imagina a Donald Trump en su rutina diaria en la Casa Blanca, donde las primeras horas de la mañana suelen venir cargadas de noticias protagonizadas por sus mensajes en Twitter. El último, hace solo unos minutos, amenaza directamente a la Universidad de California (Berkeley), la cuarta institución académica más importante del mundo según la clasificación de Shangai.

El presidente de Estados Unidos ha advertido a la entidad sobre un posible corte en la financiación federal que reciben "si no permite la libertad de expresión y ejerce violencia sobre personas inocentes". El último mensaje en su cuenta personal de Twitter es un exabrupto más que demuestra la irrealidad en la que vive Trump. Ni la Universidad de California (Berkeley) ha limitado ningún derecho fundamental ni ha prendido la mecha, tal y como imagina el titular del Despacho Oval. Pero, ¿por qué esta institución académica está en el centro de las iras del presidente?

Ayer por la tarde, la Universidad de California decidió suspender una conferencia de Milo Yiannopoulos, un ultraderechista de origen griego que trabaja como redactor de la web supremacista blanca Breitbart News. Las protestas organizadas por la charla se tornaron violentas a última hora, según informó Univisión, cuando algunos manifestantes prendieron fuego a diversos objetos y vandalizaron las instalaciones.

Las fuerzas de seguridad de la Universidad de California, ante los actos violentos, decidieron suspender la conferencia al mismo tiempo que cerraban los edificios del campus. Por otro lado, la policía recomendó a todos aquellos que estuvieran en el campus que se refugiaran y se pusieran a salvo, mientras que ordenaba a los manifestantes que se retiraran de las inmediaciones. En otras palabras, el motivo por el que se canceló la charla de Milo, impulsor del movimiento ultraderechista y nacionalista Alt-Right, fue garantizar la seguridad. En ningún caso la Universidad de California pretendió vulnerar la libertad de expresión o promover la violencia, como insinúa Trump.

La última amenaza del presidente de Estados Unidos se une a la larga lista de escándalos que ha protagonizado en sus primeros días en la Casa Blanca. Pero la ira de Trump hacia la Universidad de California (Berkeley) tiene una explicación. El político republicano defiende con sus declaraciones a Milo Yiannopoulos, redactor de Breitbart News, la web de noticias que dirigía Steve Bannon, actual jefe de estrategia de Donald Trump.

Como explica en este artículo el periodista Eduardo Suárez en Univisión, la influencia de Bannon no ha dejado de crecer desde 2016. Fue él quien escribió el discurso inaugural de Trump y quien insistió en algunos de los aspectos más polémicos del veto musulmán, en contra de los criterios del Departamento de Seguridad Interior. La influencia de Bannon en el círculo más próximo de Trump también explica la amenaza velada del presidente hacia Berkeley.

Desde marzo de 2012, cuando falleció Andrew Breitbart, Bannon tomó las riendas de esta página web, caracterizada por sus medias verdades, exageraciones y mentiras. Breitbart News solo se ha caracterizado por las "falsas noticias" de las que tanto alardea Trump en contra de medios como la CNN, Buzzfeed o The New York Times. Y es aquí donde entra precisamente en juego Milo Yiannopoulos, quien ha trabajado como redactor para la página web escribiendo artículos en los que calificaba al feminismo como un "cáncer" y afirmaba que el ciberacoso "no existía".

Es curioso que sea Milo el que rechace la existencia del acoso cuando fue este ultraderechista el que promovió una de las campañas de odio más terribles de los últimos tiempos. Hace solo unos meses, el redactor de Breitbart News lideró un movimiento de acoso hacia Leslie Jones, protagonista de Cazafantasmas, llamándola "simio", entre otros insultos. Jones anunció que dejaba la red social y, posteriormente, Twitter suspendió la cuenta de Milo (@Nero), como gesto ante las críticas por la cultura del abuso que permite entre sus usuarios.

Milo inició la campaña de acoso hacia Jones por el simple hecho de que la actriz protagonizaba Cazafantasmas. Pero no es la primera vez que el redactor de Breitbart News, ahora protegido por Trump, lanzaba insultos y opiniones machistas. El editor señaló en un artículo que, para hacer felices a las mujeres, debían desaparecer la lavadora y la píldora. Más recientemente, Milo acosó y sacó del armario a una estudiante trans en su colegio. Estos eran los motivos que esgrimían los manifestantes que protestaban pacíficamente por la charla de Milo en Berkeley. El giro violento de las concentraciones, que nunca está justificado, explica la suspensión de la conferencia. La universidad, por fortuna, ha vuelto a la normalidad, aunque se haya sobresaltado por las declaraciones de Trump.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.