El teatro Dolby de Los Angeles fue el escenario donde se entregaron los Oscar 2017, una ceremonia que pasará a la historia por el garrafal error cometido en la concesión del premio a la mejor película. Warren Beatty y Faye Dunaway repitieron el patinazo sucedido en la gala de Miss Universo, al entregar el Oscar a la mejor película a La La Land en lugar de a Moonlight, la cinta escogida por la Academia.

El equipo de La La Land se encontraba en el escenario cuando se ha hecho pública la equivocación. Segundos después de que Beatty y Dunaway anunciasen el galardón, el productor Jordan Horowitz le ha arrebatado el tarjetón a Beatty y ha confirmado que el galardón en realidad reconocía a Moonlight, el largometraje dirigido por Barry Jenkins. "Esto no es una broma, me temo que he cometido un gran error", repetía Beatty ante la mirada atónita de los asistentes.

¿Por qué ha sido el fallo? La organización ha entregado a Beatty y Dunaway, erróneamente, el sobre con el Oscar 2017 a la mejor actriz, que premiaba el trabajo de Emma Stone, cuando en ese momento debían anunciar el Oscar a la mejor película. Aunque el actor que presentaba el premio se ha atribuido el fallo, lo cierto es que la culpa no era totalmente de ellos. En esos instantes de confusión, tanto el equipo de La La Land como el de Moonlight han mostrado mucha educación y respeto.

La auditora PricewaterhouseCoopers, que se encarga desde hace décadas de custodiar las papeletas con los ganadores, ha anunciado que realizará una investigación interna para aclarar lo sucedido. "Los presentadores recibieron por error el sobre de la categoría equivocada y, en el momento en el que se descubrió, se corrigió de inmediato. Estamos investigando cómo ha podido haber ocurrido el fallo, y sentimos profundamente que haya sucedido. Apreciamos el humor con el que los nominados, la Academia, la cadena ABC y Jimmy Kimmel afrontaron la situación", ha declarado la compañía en un comunicado.

El garrafal error en la entrega del Oscar a la mejor película ha sido muy comentado en las redes sociales, donde se han compartido muchos memes y fotografías trucadas con la equivocación. Dos de los mensajes más destacados en Twitter han sido protagonizados por M. Night Shyamalan, director de Split, que se ha responsabilizado del fallo, y por el escritor Daniel "Kibblesmith", que ha hecho un guiño al final de La La Land. Bromas que, sin duda, endulzan una equivocación que pasará a la historia de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.