Space X ha anunciado que dos ciudadanos viajarán a la Luna a bordo de una de las naves de la empresa en 2018. Los ciudadanos de identidades no reveladas han pagado "un depósito significativo" para hacer la misión, según informó la empresa de Elon Musk.

El viaje durará cerca de una semana. Los pasajeros partirán de Cabo Cañaveral, rodearán la superficie de la Luna y regresarán a la Tierra.

El gran protagonista de la misión será el cohete Falcon Heavy, el cual es automático y se conduce de manera autónoma. En caso de emergencia quizá necesite la intervención de los pasajeros.

La misión está planeada para la segunda mitad del año 2018, pero el viaje se hará a reserva de la aprobación y confirmación de los resultados de los pasajeros en cuanto a salud y condición física.

Todavía más importante, el cohete Falcon Heavy y la nave Crew Dragon tienen que superar distintas pruebas durante el 2017 y principios del 2018.

El Falcon Heavy hará su primera prueba durante el verano cuya misión será llegar a la órbita lunar.

Mientras que, la nave donde viajaran los pasajeros, la Crew Dragon, también será puesta a prueba este año cuando se dirija a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) sin pasajeros. Seis meses después, a principios del 2018, Crew Dragon deberá hacer el mismo viaje pero tripulada por astronautas de la NASA.

En el escenario donde todos los factores coinciden, el éxito de la misión significaría para Space X la extensión de las operaciones al espacio profundo y "un importante hito hacia nuestro objetivo final que de transportar humanos a Marte".

👇 Más en Hipertextual