Moonlight es una película excepcional. Cuenta la historia de Chiron, un hombre negro homosexual que se enfrenta a toda clase de dificultades a lo largo de su vida. Durante tres capítulos, vemos como el protagonista evoluciona, siendo moldeado por acontecimientos negativos de los cuales nunca tuvo el más mínimo control.

En la ceremonia de los premios Óscar se llevó el mayor galardón posible. Luego de que el público y los críticos la alabaran por su sinceridad y maestría.

Barry Jenkins, el director de la cinta, afirmó que le resultó tan difícil recaudar el dinero para realizar Moonlight que estuvo a punto de abandonar el cine para siempre. Incluso luego de conseguirlo el presupuesto con el contaba fue bastante reducido, apenas cinco millones de dólares. Para darles una idea, eso es lo que gana al día el estilista de Chris Hemsworth.

Y nadie duda que es dinero bien ganado.

El elemento más impactante de Moonlight es como tres actores distintos interpretan a un mismo personaje. El director los dirigió tan bien que se podía notar con los meros gestos que este hombre es el mismo joven que vimos hace unos minutos. Estos tres intérpretes no se conocieron durante la filmación, lo que significa que no tenían un modelo actoral del que basarse. Cada actor tuvo que idear su versión de Chiron desde cero.

Otra estrella desconocida de Moonlight fue su director de fotografía James Laxton. Fue nominado al Óscar por su trabajo y, en general, la cinematografía del filme es asombrosa. El hecho de que solo contaran con tan corto presupuesto para iluminar tales escenarios es sorprendente.

Lo que vemos aquí es un ingenioso efecto visual. En realidad, los actores se encuentran en una piscina inflable.

A continuación verán un interesante video en el que James Laxton cuenta cómo se las arregló, junto con todo el equipo, para grabar la crucial escena de la cafetería, en la que el protagonista se reúne con su viejo amigo de la niñez. Sus técnicas y consejos con excelentes y útiles para cualquier aspirante a cineasta.