La cámara High Resolution Imaging Science Experiment (HiRISE) del Mars Reconnaissance Orbiter, el instrumento de la NASA que orbita alrededor del planeta rojo, ha captado una espectacular fotografía donde pueden observarse la Tierra y la Luna desde los centenares de millones de kilómetros que separan a un mundo de otro. La fotografía fue captada el pasado 20 de noviembre de 2016 con el objetivo de calibrar los datos que recoge HiRISE, y luego procesada para mejorar la exposición ya que nuestro satélite cuenta con una apariencia más oscura de lo que se observa en la imagen.

La fotografía tomada por el Mars Reconnaissance Orbiter conserva la posición y la distancia que guardan la Tierra y la Luna desde la perspectiva del planeta rojo. Como explican desde la NASA, la separación entre la Tierra y la Luna equivale a un tamaño igual a treinta veces el diámetro de nuestro planeta, aunque en la imagen esa distancia parece menor por el tiempo en el que se retrató la fotografía.

La mancha rojiza que se observa en la imagen es Australia, aseguran desde la NASA. Los científicos también señala que, en el momento en el que se captó la fotografía, Marte se situaba a 205 millones de kilómetros de la Tierra. La cámara HiRISE es uno de los seis experimentos con los que cuenta el Mars Reconnaissance Orbiter, el instrumento de la NASA que explora el planeta rojo desde 2006.

El orbitador de la NASA también retrató el lugar donde se estrelló Schiaparelli de la Agencia Espacial Europea y el Roscomos ruso. En el pasado, la nave espacial fotografió el cráter Victoria, la zona del planeta rojo donde trabaja en la actualidad el rover Opportunity. En los años de trabajo, la MRO también ha ayudado a mapear el clima, la atmósfera o la geología de Marte, que ahora se ha convertido en un testigo espectacular de la posición de la Tierra y en la Luna en el universo.