Durante décadas hemos visto como en películas, series y videojuegos, los grandes y opulentos villanos han acostumbrado a estar rodeados de lujo, ya sea en sus vehículos y forma de vestir como, sobre todo, en sus casas o bases secretas. Aquí, claro, el ejemplo fácil es echar un ojo a los carismáticos villanos que han plagado la franquicia cinematográfica de James Bond o los más malvados enemigos terrícolas de los cómics de Marvel y DC. Pero lejos de existir solo en la ficción, también en el mundo real podemos encontrar edificios y lugares que no podrían parecer más malvados por más que lo intentaran.

Antes de seguir, la que encabeza estas líneas es una de las sedes de la empresa Bahnhof, construida en un antiguo refugio nuclear de Estocolmo.

## Museo Riverside, Glasgow

## Buzludzha, Bulgaria

## Fuerte Alexander, Rusia

## Polygone Riviera, Francia

## Maze Tower, Dubai

## Wedding Palace, Turkmenistán