Es un hecho que, de pequeños, dejamos volar la imaginación y eso termina plasmándose en nuestras formas de jugar, inventar y contar historias y, sobre todo, dibujar. Otra cosa es, claro, que debido a nuestros limitados conocimientos artísticos, el resultado pudiera parecer simple o demasiado abstracto a ojos de un adulto. El hijo de Thomas Romain, un artista y animador francés, ha tenido mucha más suerte y ha visto como lo que él ha imagino y plasmado en papel, se ha convertido en espectaculares personajes de anime.

Romain, residente en Japón, decidió tomar los dibujos de su hijo y transformarlos en obras mucho más profesionales, en personajes que podrían pasar por protagonistas de cualquier anime. Y es que no en vano hablamos de alguien que ha trabajado en series de animación japonesas como Symphogear, Aria, Basquash! y Space Dandy. Podéis ver sus obras en su perfil de Twitter, donde esperamos que siga publicando más colaboraciones con su hijo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.