Más allá de Arial o Times New Roman, las distintas versiones de Microsoft Word lanzadas en los años noventa llegaron con una de las fuentes más populares, para lo bueno y lo malo, de la historia. Comic Sans, conocida por todos, fue por aquel entonces toda una revolución, una tipografía casi punk en un torno sobrio y alejado del tono ligero y lindante con lo infantil de dicha tipografía.

Great Big Story, un espectacular canal de YouTube que os recomendamos desde ya, nos cuenta en su último vídeo la historia de dicha tipografía y cómo Vincent Connare, un artista y diseñador que también contribuyó al diseño de fuentes como Trebuchet o la peculiar Webdings, fue uno de los principales impulsores de este tipo de letra tan odiado como amado, según a quién preguntes, alrededor del mundo. Una curiosa historia y un espectacular vídeo.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.