Ford ha vendido desde 2005 más de 520.000 coches con algún tipo de capacidad eléctrica (híbridos, híbridos enchufables o 100% eléctricos) en Estados Unidos y unos 560.000 de forma global, unas cifras con las que Ford ha querido analizar el comportamiento de algunos de los propietarios para poder entender mejor al cliente que busca un coche eléctrico.

Para ello se han estudiado a cerca de 33.000 usuarios que han realizado 58 millones de viajes, una cantidad de datos que le sirve a la compañía para sacar estas conclusiones:

  • El 88% de los conductores recorren habitualmente menos de 100 kilómetros y los propietarios de un híbrido enchufable suelen recorrer más de 1.000 kilómetros con cada depósito.
  • Los propietarios de un coche eléctrico quieren y demandan cuanta más autonomía sea posible.
  • En cuanto a la ansiedad por quedarse sin autonomía, disminuye conforme se acostumbran al coche y a sus capacidades.
  • El 80% de los propietarios de un Ford eléctrico carga su coche cada día y el 60% lo hace durante la tarde.
  • De forma global se han conectado coches a la red eléctrica por un total de 9,4 millones de noches.
  • El 92% de los usuarios de un coche eléctrico afirman que su próximo coche también será eléctrico.
  • El 87% de los propietarios de un híbrido enchufable quieren que su próximo coche sea también enchufable

Comprender las necesidades reales de los clientes es el primer paso para poder crear un nuevo producto, pero es importante conocer las necesidades futuras puesto que los planes de Ford para electrificar de verdad su catálogo comienza en 2020, dentro de 3 años, y en este periodo pueden cambiar los gustos, necesidades e incluso lo que oferta la competencia.