Dresde es una ciudad situada al este de Alemania, es la capital del estado federado de Sajonia. Para el siglo XIX era conocida como "La Florencia del Elba" por su hermosa arquitectura y su vida culta. Durante la Segunda Guerra Mundial fue objeto de un evento llamado: el Bombardeo de Dresde, un día en la historia señalado por sus orquestadores como "necesario" para dejar evidencia del poder de los Aliados y un precedente para los enemigos (o posibles enemigos) de Estados unidos y el Reino Unido.

Muchas cosas pueden sorprender de este ataque realizado a mediados de febrero de 1945, es decir, sólo unos meses de la capitulación de Alemania. Sobre todo el castigo desproporcionado a una ciudad sin puntos militares o zonas estratégicas de avanzada. Lo cierto es que este bombardeo respondía a la necesidad de castigar al país líder del Eje y causar daño a la población más grande de Alemania que quedaba sin bombardear, además de ser una de las dos ciudades del Imperio alemán intactas por la RAF (Real Fuerza Aérea Británica); la otra era Breslau.

Las discusiones sobre si el bombardeo se trató o no de un crimen de guerra siguen aún en pie. Además, el número de víctimas no se ha podido cuantificar pues las cifras han variado desde los primeros momentos del ataque. Algunos autores y fuentes han dicho que alcanzaron la cifra de los 350,000, pero con el paso del tiempo han variado tanto que otras declaraciones señalan 35,000 muertes.

Bombardeos

Mosquito de la Real Fuerza Aérea Británica
Mosquito de la Real Fuerza Aérea Británica

Primera oleada

A las 21:51 del 13 de febrero de 1945 sonó la alarma antiaérea en Dresde por 175ª vez durante la guerra. Pero en el cielo de esta ciudad ya se encontraba la RAF, desplegando primero sus señales y marcadores luminosos para indicar la zona a bombardear; minutos después cayó la primera bomba: a las 22:14. Solo en esta primera oleada se lanzaron 525 toneladas de bombas explosivas y 350 toneladas de bombas incendiarias. Las detonaciones tuvieron lugar al sudoeste de la ciudad y por la acción de las bombas incendiarias el peligro apenas comenzaba para los habitantes.

Segunda oleada

El castigo a la ciudad no terminaría pronto. Solo unas horas después del primer bombardeo, a la 1:05 de la mañana las alarmas antiaéreas sonaron de nuevo. Al menos 529 Lancasters británicos lanzaron 650,000 bombas incendiarias (1,500 toneladas) sobre la ciudad, tomando como guía el incendio del anterior ataque. Las operaciones de extinción de incendios se impidieron y fue atacada la zona a donde habitantes de la ciudad buscaban refugio tras el primer ataque. Se sabe que la gran cantidad de incendios provocó una tormenta de fuego que afectaría las principales arterias de la ciudad.

Bombarderos B-17 estadounidenses
Bombarderos B-17 estadounidenses

Ataques diurnos

El 14 de febrero de 1945 fue realizado el primer ataque diurno a la ciudad de Dresde. Dicho bombardeo a cargo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos consistió en 1,800 bombas explosivas y 136,800 bombas incendiarias. Al menos 153 toneladas de bombas alcanzaron las ciudades de Brux, Plisen y Praga.

El 15 de febrero de 11:51 a 12:10 se realizó otro ataque aéreo por parte de las fuerzas estadounidenses. Alrededor de 460 toneladas fueron lanzadas a la ya destruida ciudad. No sería la última vez durante la guerra que se atacaría a Dresde; el último ataque aéreo fue el 17 de abril en el que se lanzaron 1,526.4 toneladas de bombas explosivas y 164.5 toneladas de bombas incendiarias. Para el 8 de mayo de ese mismo año el Ejército Rojo tomaría totalmente a la ciudad.

Desde las ruinas

Trabajos de desescombro (1945)
Trabajos de desescombro (1945)

Dresde, tal y como lo señala la frase con la que se le distinguía: "La Florencia del Elba", albergaba una gran cantidad de edificios del Renacimiento y del Barroco. La llamada Altstadt o ciudad vieja se incendió casi en su totalidad. Sobra decir que muchos monumentos y edificios irremplazables se perdieron para siempre. Aunque se erigieron de nueva cuenta algunos como la Frauenkirche, una de las iglesias más destacadas de Europa y de gran importancia para el luteranismo; así como la Semperoper, el majestuoso edificio de la ópera de la ciudad que se ha reconstruido total y parcialmente en tres ocasiones, la segunda a causa del bombardeo de Dresde.

Cómo se decía líneas arriba, el saldo humano ha sido objeto de distintas investigaciones y se han señalado distintas cifras sin que haya un consenso unánime. Periódicos de la época cuantificaban "decenas de miles" de cuerpos rescatados y apilados en los lugares públicos. Por otro lado, también se dice que el Reich hablaba de al menos 40,000 víctimas, pues se asegura que el Führer quería matar el mismo número de pilotos aliados en venganza por el cruento bombardeo a la ciudad. Investigaciones recientes estiman las víctimas entre las 22,700 aproximadamente.

Por este motivo, algunos de los edificios de la Neustadt ("Ciudad Nueva") son en realidad más antiguos que muchos de la Altstadt ("Ciudad Vieja"), en la orilla del río Elba. En la actualidad, Dresde es una ciudad importante por sus actividades económicas como por sus expresiones culturales y que, como podemos observar, surgió desde las ruinas después de este doloroso capítulo en su historia.