Estas fiestas están llenas de tradiciones que, aunque tienen su encanto, nos hacen la vida difícil. Reconozcamos que entre comprar las uvas, pensar qué vas a hacer de cenar, comparte la ropa interior roja para Nochevieja, los regalos, el roscón, las flores, poner el árbol, cuidar a los niños si los tienes, etc., apenas queda tiempo para eso de descansar y repartir amor, que es supuestamente el fin último de estas vacaciones. Y todo eso, suponiendo que no seas de los que te toca viajar a casa por Navidad. Que si no, con lo abarrotados que están los aeropuertos en estas fechas, el estrés se torna múltiple.

Y con esto de meter el dedo en la llaga, tal vez te interese saber de dónde vienen todas esas tradiciones navideñas que cumplir. Algunas, la verdad, tienen orígenes muy curiosos.

Roscón de Reyes

roscon-de-reyes

El famoso ‘Roscón de Reyes’ (denominado también rosca de Reyes o pastel de Rey en Hispanoamérica) es una de las tradiciones paganas que han acabado incorporándose en las celebraciones de corte religioso propias de las festividades navideñas sin que se pare uno a pensar demasiado en por qué. Al fin y al cabo, a quién le amarga un dulce.

El postre viene a ser un bollo, normalmente con forma de toroide y adornado con rodajas de fruta cristalizada o confitada. Suele rellenarse de nata montada o crema, pero en la actualidad también se hacen de moca, trufa o chocolate. Se introducen en su interior "sorpresas”, normalmente un Rey Mago o un camello, que los comensales encuentran al cortar.

Pero poco o nada tiene que ver en sus orígenes con el supuesto nacimiento de Jesús y la llegada de los Reyes Magos al Portal de Belén. El origen del roscón parece estar relacionado con las Saturnales romanas, una costumbre del siglo II a.C en homenaje a Saturno (dios de la agricultura y las cosechas).

Las Saturnales eran un periodo de festejos locales en el cual los esclavos no tenían que trabajar y para su celebración realizaban tartas a base de miel y algunos frutos secos, dátiles e higos por dentro. Este postre se convirtió en uno de los más populares durante la celebración de la ‘fiesta de los esclavos’ y es el antepasado directo del roscón de Reyes. Por su parte, la “sorpresa” antes era un haba. Se consideraba a esta legumbre un símbolo de prosperidad y fertilidad y era de buena suerte que te tocara.

Al final, cuando terminó la persecución a los cristianos y se impuso el cristianismo como la religión oficial del Imperio Romano, la tradición se adaptó hasta lo que es hoy.

Ropa roja

Una de las costumbres y tradiciones más populares en Nochevieja es la de llevar ropa interior de color rojo, tanto hombres como mujeres.

Aunque el origen de esta tradición es incierto y hay bastantes versiones, parece que la mayoría de las fuentes están de acuerdo en que proviene de la Edad Media, donde casi todo estaba prohibido. El color rojo se relacionaba antiguamente con los pactos con el demonio, la sangre, la brujería y la pasión, que en esa época quería decir más bien lujuria; por lo que era un color tabú y se prohibía llevarlo en la indumentaria. En realidad, parece que hubo tiempos y lugares en los que se prohibía hasta plantar y consumir alimentos de color rojo, como los pimientos o los tomates. Aquellas personas que imagino sí querían algo de pasión en sus vidas o simplemente querían llevar algo rojo, tenían que evitar que fuera apreciable a simple vista y optaron por utilizarlo en la ropa interior. La tradición ha avanzado hasta nuestros días modificándose un poco con eso de que ahora da buena suerte.

Bastones de caramelo

candy-cane-widescreen-wallpaper-52140-53847-hd-wallpapers

Los famosos 'candy cane' que no faltan en las películas americanas sobre la Navidad y Papá Noel. Lo cierto es que, a riesgo de decepcionar, otra vez, no existe documentación oficial sobre su origen, solo teorías. Y la certeza de que están muy ricos.

Una de las leyendas más o menos aceptadas cuenta que originalmente se trataba de una barra recta de caramelo de color blanco, elaborada por religiosos franceses. Estos le dieron forma de bastón para simbolizar el báculo de un pastor, y luego repartían los caramelos entre los niños que asistían a la misa. Otra teoría, dice que la forma de bastón se la dio la gente de Alemania, para adornar el árbol de Navidad colgándolos. Incluso existe una historia menos navideña todavía que cuenta que los inventaron en Suecia; una joven viuda de 25 años que vivía sola sus hijos y empezó a fabricarlos para mantenerse vendiéndolos a los marineros.

El caso es que casi todos están de acuerdo en que no son productos americanos, sino que todas las leyendas o historias que se conocen tienen su origen en Europa, más o menos al rededor del siglo XVIII.

Respecto a su posible simbolismo, la verdad, no está muy claro. Existe la creencia ligada al cristianismo, en mi opinión un poco forzada, de que el color blanco representa la pureza de la María y el rojo a la sangre de Jesucristo, y la forma de bastón sería un llamado al versículo Juan 10:14: «Yo soy el buen pastor, y conozco mis ovejas y las mías me conocen».

Regalos dentro de los calcetines

El calcetín de Santa Claus, proviene de una leyenda de la Edad Media. Cuenta que un hombre, tras la muerte de su esposa, decidió regalar todo su dinero. Cuando sus hijas llegaron a la edad de casarse el padre no tenía nada que ofrecer como dote, costumbre en aquel tiempo, y por tanto estas no se podían casar con nadie. La situación llegó a oídos de Santa Claus y durante la Navidad arrojó por su chimenea tres monedas de oro, que cayeron en los tres calcetines. El caso que hoy día se cree, o se hace como que se cree, que los regalos que aparecen en los calcetines vienen directamente dados de Santa Claus (o Papá Noel), mientras que los que se envuelven, del resto de la familia.

Flores de Pascua

kusudama-flor-de-pascua-5

La mayoría de la gente asocia por semejanza lógica los huevos de Pascua con la flor de Pascua porque se llaman igual y parece que deberían tener relación. Pero no la hay. La denominada como flor de Pascua es una planta originaria de Centroamérica, concretamente de México, país donde la Poinsettia contaba con un importante simbolismo para la cultura azteca. En el siglo XVI, los frailes Franciscanos en sus intentos por evangelizar a la población mexicana ya la utilizaban como adorno floral durante las fiestas navideñas.

Joel Roberts Poinsett (2 de marzo de 1779—12 de diciembre de 1851) primer Ministro de los Estados Unidos sobre México.

No obstante, destaca en el proceso de su popularización en todo el mundo Joel Roberts Poinsett. Este señor, entre los años 1825 y 1829 ejerció el cargo de embajador de los Estados Unidos en México y comenzó a regalar esta planta a sus amistades por Navidad. De hecho, el día 12 de diciembre de 1991, Estados Unidos proclamó el Día de la Poinsettia, como homenaje y conmemoración de la fecha en la que falleció Poinsett: 12 de diciembre de 1851.

El cagón del Belén

O “caganer” en Cataluña. En todos los casos es una figurita que se suele colocar escondida en los belenes, los grandes sobre todo porque hay cierta tendencia a tratar de encontrarlo. La tradición destaca especialmente en Cataluña, Comunidad Valenciana, islas Canarias, Portugal, Madrid y Murcia. Normalmente se la coloca escondida en un rincón, detrás de un arbusto, agachado y en postura de estar haciendo lo que ya saben.

Se cree que el origen se sitúa entre finales del siglo XVII y principios del XVIII, lo que vendría a ser la mitad del Barroco, que se caracterizaba por un realismo exagerado. Lo cierto es que el personaje es puramente eso, realismo; romper con el marco idílico en el que no ocurre nada “normal”.

La tradición del “caganer” está aceptada plenamente por la Iglesia y están de acuerdo con la teoría de que colocar esta figura en el belén trae suerte y alegría, porque supuestamente el personaje está "fertilizando la tierra".

Las 12 uvas de la suerte

uvas-de-la-suerte

Las doce uvas es una tradición de origen español, pero extendida a otros países hispanoamericanos como México, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia o Costa Rica, entre otros. La verdad es que ha llegado incluso al sur de Australia. El lugar más destacado donde se toman las 12 uvas en España es la Puerta del Sol de Madrid, donde se encuentra el conocido reloj de la Casa de Correos.

Las doce uvas "de la suerte" no tienen un origen muy profundo, comenzaron a tomarse de manera masiva en España en 1909, debido a un excedente de la cosecha en Alicante y Murcia. De todas formas, ya existían antes. Como mínimo para el 1896, de donde data el primer testimonio escrito que lo documenta: la prensa madrileña. En enero de 1897, comentan que: "Es costumbre madrileña comer doce uvas al dar las doce horas en el reloj que separa el año saliente del entrante", lo cual quiere decir que al menos en 1896 se hacía, y probablemente algún año atrás también o no se le podría llamar "costumbre".

También hay documentos de que antes, en el siglo XIX, existía la tendencia entre adinerados españoles de comer uvas y brindar para despedir el año, no se sabe que fueran necesariamente doce desde siempre, pero existía el comerlas.

Lo cierto es que España tiene una gran tradición en lo que respecta a viñedos en todo el territorio peninsular. Según yacimientos arqueológicos de Andalucía, se sitúa la presencia y el consumo de vino ya en el siglo VII a.C. aunque es muy probable que los fenicios lo hubieran introducido por lo menos un siglo antes. Así, es casi lógico que se terminaran usando las uvas en la Nochevieja también y la cosa fuera más bien gradual, hasta ese punto de sobreproducción en el que se promocionó para hacerlo, digamosle, "viral".