Anthony, un perro como cientos de miles más, murió este año de viejo. Sin embargo, su familia se negó a dejarlo ir, al menos en el sentido tradicional de la palabra: contactaron con la empresa argentina de genética BIOCAN para conseguir un clon de Anthony.

BIOCAN es la única empresa de América Latina asociada a la empresa surcoreana Sooam Biotech Research Foundation, quien todavía no logra revivir a las mascotas pero sí que ha logrado hacer más de 1.000 clones idénticos para las familias que han perdido a su animal.

Sooam Biotech y BIOCAN han encontrado un nicho de mercado para la clonación de uso doméstico. Los servicios de esta empresa de genética van de los 60.000 a los 100.000 dólares, dependiendo del tamaño de la raza y la dificultad del procedimiento.

Anthony, el original
Anthony, el original

Daniel Jacoby, director de BIOCAN explicó al diario El Clarín el proceso: "Un veterinario se encarga de extraer el tejido epitelial (de la piel) y ese material lo llevamos al laboratorio de la Facultad de Agronomía [de Buenos Aires] para que se realice la reproducción celular. Una vez que las células están formadas se depositan en tubos con nitrógeno líquido, se las envía a Corea del Sur, donde se eligen las mejores células para iniciar el proceso de clonación. En total obtenemos 24 muestras; 18 las enviamos y las 6 restantes lo colocamos en un banco de células por cualquier inconveniente."

Después se utiliza la técnica Somatic Cell Nuclear Transfer (SCNT) para fecundar artificialmente un óvulo sin núcleo de una perra donante. El embrión es implantado en el útero de otra perra para terminar su desarrollo y nacer en cuestión de meses.

Dentro del precio van incluidas la ecografía, fotos del embrión y del nacimiento del can, así como la transportación aérea en jaulas especiales presurizadas hasta el hogar de sus dueños.

BIOCAN se anuncia en su página web bajo una premisa falsa: "En aproximadamente 90 días volvemos a tener nuestra amada mascota, ahora bebé, para que vuelva a crecer con nosotros y poder disfrutarlo nuevamente." Sin embargo, los dueños deben estar conscientes que clonar a Anthony no significa que nuevo perro será Anthony. El carácter del perro será configurado por las experiencias únicas de su vida y el entorno en el que se desarrolle.