La última fase de la misión Cassini-Huygens ya ha comenzado y ya tenemos las primeras imágenes al respecto. Estas han sido obtenidas desde su nueva órbita, la cual da comienzo al "principio del fin" de esta nave. Las impresionantes fotografías muestran el polo de Saturno, su vertiginosa atmósfera y la curiosa estructura de su anillo hexagonal. En la fase conocida como "Ring-Grazing Orbits", la misión Cassini-Huygens se acercará como nunca a los famosísimos anillos del gigante gaseoso en veinte vueltas orquestadas durante diez meses. Tras sus observaciones, Cassini se precipitará hacia el planeta, transmitiendo sus últimos datos mientras desaparece en la atmósfera de Saturno.

¿Qué estamos viendo?

Desde que comenzó la última fase de la misión Cassini-Huygens, la sonda ha recolectado varias imágenes del polo norte de Saturno. Estas fotografías muestran un curioso patrón regular en la atmósfera del planeta, formado por las nubes de su superficie gaseosa. ¿A qué se debe? Saturno es una gigantesca bola de gas denso en cuyo profundo interior existe un pequeño núcleo rocoso rodeado de una inmensa capa de hielo. Pero mucho más arriba, la fuerza atmosférica de las corrientes de gas azotan con violencia. Esto provoca gigantescas tormentas que se pueden apreciar desde las cámaras de la nave Cassini-Huygens.

misión Cassini-Huygens
Fuente: NASA

En concreto, en el polo norte del planeta (y no en su polo sur) existe una descomunal corriente atmosférica, también llamada Jet-Stream, que adquiere una forma hexagonal cuyos lados miden unos 13.800Km, más que el propio diámetro de la Tierra. Este hexágono tiene en su centro un monstruoso vórtice con una fuerza que suponemos inmensa. Aunque parezca extrañísimo, lo cierto es que hemos conseguido reproducir la dinámica capaz de formar este tipo de formas en la superficie de una masa fluida. Es decir, que esto puede ocurrir de manera natural y sabemos cómo pasa.

Paseando por los anillos de Saturno

Cassini

Esta última fase de la misión Cassini-Huygens es especial ya que nos acercaremos como nunca antes a los anillos de Saturno. Estos anillos están compuestos por una miríada de rocas y meteoritos flotantes. La sonda cruzará hasta veinte veces estos anillos. En concreto, el anillo F, el sexto descubierto en el planeta, para lo cual ha de realizar pasadas desde una órbita elíptica alrededor del planeta. La siguiente pasada será dentro de unos cuatro días, volviendo a comenzar el proceso orbital. Durante estos paseos, la misión Cassini-Huygens tiene como propósito investigar al máximo la composición, estructura y emisiones de estos impresionantes objetos astronómicos que "decoran" Saturno. Antes de terminar, la nave también se acercará al inexplorado espacio existente entre el planeta y el anillo D, más interno. El proceso de pasadas acabará definitivamente con la misión, acercando la sonda lo máximo posible a la atmósfera y dejándola caer en el planeta. Durante este proceso, la nave tratará de enviar la máxima cantidad de datos posibles de la atmósfera de Saturno mientras se desintegra rápidamente en su caída.

La "última" misión de Cassini-Huygens

misión Cassini-Huygens
Este es el detalle del famoso hexágono polar de Saturno. NASA.

La misión Cassini-Huygens comenzó con su lanzamiento, el 15 de octubre de 1997. Desde entonces, y tras siete años de viajes por el espacio, se encuentra orbitando el sistema formado por Saturno y sus satélites naturales. La sonda, Huygens, transportada por la nave, Cassini, alcanzó la superficie de Titán en 2005, enviando importantes datos e imágenes sobre el satélite. Desde entonces, Cassini lleva orbitando sola alrededor de esta luna, de Encelado y del propio Saturno, recogiendo todo tipo de datos. El gran final de la misión llegará en abril de este año próximo, pero no antes de haber realizado las últimas aportaciones sobre la naturaleza del sistema. Unas aportaciones que podrían arrojar más luz sobre la formación planetaria de este enorme gigante. Hasta la fecha, Cassini ha logrado mostrarnos a uno de nuestros vecinos más lejanos como ningún otro instrumento espacial. Nos ha dado imágenes inquietantes y maravillosas del gigante gaseoso y sus anillos. Ha analizado y observado detenidamente muchos tipos de datos sobre el sistema. Y como sacrificio final, viajará hasta el corazón de Saturno, enviándonos toda la información que pueda y mientras pueda para seguir desentrañando sus misterios.

👇 Más en Hipertextual