El amado puerto de auriculares jack de 3.5 milímetros tiene, para lamento de muchos, los días contados. El espacio que ocupa en el interior de los teléfonos está comenzando a ser excesivo por muchos fabricantes, y Samsung puede ser la próxima con el Samsung Galaxy S8, según el reputado Sammobile. No sólo es una cuestión de espacio interno, también de grosor, ya que el jack supone uno de los grandes desafíos en la carrera por adelgazar más y más los smartphones.

Habilitar espacio interno para un terminal como el futuro Galaxy S8 puede dar mayor lugar a otros componentes. Uno de ellos puede ser los altavoces, elemento que sería agradecido por aquellos que en un primer momento prefieran que se mantenga el puerto de auriculares. Gracias a una membrana de más calidad, los smartphones pueden sustituir a altavoces externos.

Otra posibilidad será aumentar el espacio para la batería, o conservar la misma cantidad haciendo posible un teléfono aún más fino. De ambas formas es posible ganar autonomía, gracias a una nueva generación de chips que traiga consigo mayor eficiencia, como los Exynos y Snapdragon prometen con los 10 nanómetros.

Respecto a salidas del audio, la postura que la industria ha tomado ha sido la de seguir la tendencia natural hacia lo inalámbrico. Aunque el Samsung Galaxy S8 llegará con USB-C como su antecesor, el Note 7, y por él sale audio analógico con un adaptador, el mensaje es claro, abrazar el Bluetooth o lo que sea que llegue, aunque igualar su nivel de estandarización resulte casi imposible.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.