La unión soviética significó un claro ejemplo de lo que ocurre cuando un genócida maníaco dirige a toda una sociedad con la gran cantidad de poder que sólo el siglo XX podía ofrecer —y tuvimos muchos ejemplos el siglo pasado— pero hablando de aportes científicos, nunca está de más que se encuentren varios de ellos provenientes de un lugar donde científicos de todo tipo eran reunidos para trabajar o en caso contrario, morir.

Investigaciones ingeniosas y otras simplemente ridículas alentaron una enorme disputa sobre que parte de la historia era leyenda o realidad, y la cantidad de vídeos informativos producidos por la Rusia de Stalin que nos muestran los supuestos avances científicos, sólo agregan más leña al fuego de la incertidumbre.

Ni el tío Putin haría una jugada tan sucia

En 1943 un nuevo proyecto era presentado ante la comunidad científica de Estados Unidos, los reportes posteriores citaban únicamente al New York Times hablando de la respuesta a lo presenciado: «la audiencia científica piensa que este trabajo podría remover muchas supuestas imposibilidades biológicas y traerlas al reino de lo posible». Y por si te preguntas, esta vez no se trata de la carrera espacial sino de resucitar tejido muerto.

Ya sea realidad o ficción, lo presentado se aleja de una película de ciencia ficción de bajo presupuesto.

## El vídeo perturbador

Te encuentras en este momento sentado en una nueva presentación traída directamente de la madre patria. El día de hoy le toca ver a tus colegas norteamericanos y a ti un vídeo singular, donde supuestamente los comunistas logran resucitar como al Lázaro todo tipo de tejidos animales. Si bien fuiste entrenado en la escuela médica para resistir a cualquier cosa que pueda turbar tu estomago, no puedo asegurar que esto pase la prueba.

Después de una charla fallida con la colega a la que quieres atraer con tu encanto científico y bata blanca, el material empieza a reproducirse inmediatamente. Las gotas de sudor empiezan a correr y por primera vez en tu vida sientes incertidumbre, acaso la causa del sudor es por tu romance fallido o por el corazón latiendo que desafía todas las leyes de la lógica.

Suponiendo que no tienes tiempo suficiente para ver el vídeo completo, aquí un breve resumen: Un narrador nos explica en Inglés el experimento que está a punto de realizarse, tiene que ver con la reanimación de un corazón, la cabeza de un perro y posteriormente un cuerpo canino completo. Todo logrado gracias a la nueva tecnología de punta ofrecida por el «autojector», un dispositivo que provee al organismo de los elementos vitales para vivir.

Lo más sorprendente es la parte donde se muestra la cabeza decapitada de un perro y sus reacciones ante estímulos tales como el sonido de un martillo o una luz apuntada directamente a sus ojos. Los investigadores aseguran que el animal pudo permanecer con vida por unas horas e incluso que pudieron alimentarlo. A continuación muestran como drenan la sangre de otro espécimen hasta alcanzar la muerte clínica después de diez minutos, la máquina realiza milagros cuando devuelve la sangre y muestra los signos vitales volviendo a la realidad.

¿Esto será una prueba contundente de que la humanidad puede trascender los límites de la naturaleza?

## La cruda verdad

La grabación proviene de las investigaciones comenzadas en 1939 por el doctor Sergei Brukhonenko, donde la historia cuenta que inició una serie de investigaciones en el Instituto de Fisiología Experimental y Terapia de la Unión Soviética donde buscaba explorar los límites naturales tratando reanimar tejido muerto.

Grabado en 1940, parece material demasiado bueno para ser real, y al parecer eso fue lo mismo que pensó el resto de la comunidad científica, porque si algunos se sorprendieron —como lo evidencia tu reacción sudatoria— muchos denunciaron la cinta de propaganda ridícula y sin ninguna base creíble. Lo que es fácilmente evidenciado cuando se observa la diferencia de planos y cambios en la cabeza del animal.

Pero nunca está mal considerar los dos lados de la historia. Las pruebas de su falsedad van desde una imposibilidad muscular a la falta de documentación que certifique experimentos con resultados tan insólitos como este, mas si consideramos el propio panorama ruso de la época es difícil pensar que una persona tan conocida como Brukhonenko estuviera dispuesta a mezclarse en resultados fraudulentos.

Los trabajos del doctor lo llevaron a ser pionero de las operaciones a corazón abierto y las máquinas que como muestra el vídeo de alguna forma u otra mantienen vivas a las personas en los hospitales cuando se hallan en transplantes o procedimientos de alto riesgo, incluso recibió el Premio Lenin como reconocimiento póstumo. Y según una parte de la población, también involucraron el desarrollo de poderes sobrenaturales.

Prohibiciones de las autoridades soviéticas impidieron cualquier tipo de investigación al respecto, dejando asomar dos facetas extrañamente diferentes: la de tirano tratando de encubrir una mentira o genio escondiendo el mayor invento en la historia humana. Me inclino a pensar mucho más en la primera, pero al final todo se reduce en opiniones.

¿Crees que los rusos lograron revivir a los muertos o que todo fue propaganda soviética de calidad?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.