Tendencias sobre ventas de coches electricos en Noruega que veremos en más paises

El motivo de creer que los que más van a sufrir en el sector del automóvil con la llegada del coche eléctrico sean los fabricantes de componentes alude a un pensamiento: los fabricantes de vehículos están preparándose muy fuertemente para este cambio pero los suministradores de piezas no tanto. Siguen teniendo que trabajar muy duro para ofrecer piezas para coches no eléctricos y muchos no pueden hacer el esfuerzo de cambiar su modelo y desarrollar los nuevos componentes.

Y ya no solo por no poder dar a basto sino porque los fabricantes de coches no necesitarán tantas piezas. Por ejemplo, en Delphi Automotive el 25% de su facturación se corresponde con piezas para los motores de combustión, si desaparecen, perderán ese 25% de negocio. Ya no se necesitarán bombas, sistemas de inyección, cilindros, suministrar combustible...

Pero existe otra teoría y es que los fabricantes necesitarán otro tipo de suministros como inversores, convertidores DC/DC, baterías, tomas de carga... Y lo que parece es que se irán a otros proveedores. Es decir, para por ejemplo Delphi será complejo desarrollar este tipo de sistemas porque tiene que seguir manteniendo su actual negocio, pero para una nueva compañía podría ser interesante centrarse en desarrollar componentes para coches eléctricos. El fabricante de vehículos podría seguir necesitando algunas piezas pero tendrán que ir a otro sitio a por ellas.

Se desconoce el volumen real y las necesidades de una industria que debe transformarse en dos direcciones: coches eléctricos y coches autónomos y como digo siempre, solo el tiempo nos dirá qué solución se toma y cómo las empresas y organismos públicos responden y ayudan a este cambio.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.